“Nuestra labor ha sido que el aficionado se sienta presente con el equipo y viceversa”, comentó a El Economista Esteban de Anda, director de Marketing de Xolos de Tijuana.

El equipo fronterizo fue fundado en el 2007, y por ende es el equipo con menos años de historia en Primera División comparado con sus rivales en Liguilla del Clausura 2019. La juventud de Xolos se cotiza con un valor de marca que ronda 100 y 150 millones de dólares, y en popularidad se ubica como el decimoprimer equipo de la Liga MX, de acuerdo a un ranking de Nielsen.

“Necesitamos del aficionado. Tratamos de estar presentes en Estados Unidos y México en todas las industrias y giros. Desde nuestra trinchera buscamos estar cerca de la sociedad con responsabilidad social, mercadotecnia, intentando que tanto jugadores como estadio siempre estén al alcance del aficionado. Pretendemos tener presencia en cada nicho y segmento. Es el tipo de trabajo que realizamos desde el inicio y la verdad es que nos ha funcionado bien”, expuso De Anda.

A causa de la ubicación geográfica, la base de aficionados de Xolos abarca el mercado mexicano y estadounidense, lo que ha provocado que los principales estados donde se ubican los seguidores del equipo sean: Tijuana, San Diego, Los Ángeles, Ensenada y Mexicali.

Xolos ha buscado sacar el mayor provecho posible de los beneficios que brinda su cercanía con Estados Unidos.

“Es un hecho que tenemos que estar presentes en Estados Unidos. Hacemos gira de medios con jugadores, alianzas con marcas estratégicas como los Padres de San Diego. Tuvimos alianza con los Cargadores de San Diego, el zoológico de San Diego, la Universidad Estatal de San Diego, el Hospital Sharp, promoción en carreras significativas de la ciudad, además de realizar partidos de pretemporada y amistosos”, explicó.

El enfoque en el país vecino ha implicado que 25% de los abonos del equipo sean adquiridos por estadounidenses.

De ese porcentaje que es adquirido por público norteamericano, 40% son personas que posiblemente no hablen español, pero que cruzan la frontera para vivir la experiencia de los partidos de Xolos de Tijuana en el Estadio Caliente.

El grupo de mercadotecnia ha enfocado su interés en ese público que recibe salario en dólares y es un impacto positivo para las finanzas.

El interés de asistir a partidos de Xolos ha aumentado en los aficionados estadounidenses  gracias a la intención de buscar brindar una experiencia distinta por parte del grupo de mercadotecnia, que ha realizado mediante diversas acciones como activaciones que acerquen al aficionado con el equipo, un wifi que brinde buena conectividad y seguridad, plataformas tecnológicas dentro del recinto y seguridad para la estancia de los espectadores.

Los beneficios de regresar a Liguilla

El último torneo en el que Xolos accedió a la fase final fue en el Clausura 2017, cuando el equipo quedó en primer lugar de la tabla general y era dirigido por Miguel Herrera. Ahora su retorno a Liguilla significa beneficios económicos y comerciales.

“Depende del patrocinador y la fase eliminatoria. Pero desde la estipulación de los contratos tanto con patrocinadores como con televisoras se acuerdan bonos por méritos deportivos, que esto incluye la asistencia a Liguilla. La mejor manera de explicar es que tienen un incremento porcentual a doble dígito estos bonos. Comparado con las cantidades estipuladas durante toda la jornada regular el aumento es arriba de 10%”, destacó a este diario Esteban de Anda.