Mónaco.- El piloto australiano Mark Webber ganó el domingo el Gran Premio de Mónaco de la Fórmula Uno encabezando otro "uno-dos" para el equipo Red Bull y trepó a la cima del campeonato mundial.

Webber, quien se convirtió en el primer corredor de su país en ganar en el Principado desde el ex triple campeón Jack Brabham en 1959, lideró la carrera de principio a fin tras largar desde la "pole position" para cosechar la cuarta victoria de su carrera y la segunda en forma consecutiva.

" Absolutamente increíble, seguramente este es el mejor día de mi vida", dijo Webber a periodistas tras la competencia.

El último australiano líder del campeonato había sido Alan Jones en 1981.

En una carrera marcada por choques y cuatro ingresos del coche de seguridad -incluyendo las tres vueltas finales-, el alemán Sebastian Vettel finalizó segundo para completar el segundo "uno-dos" de Red Bull en seis pruebas. El polaco Robert Kubica terminó tercero con Renault.

Vettel cruzó la línea de meta apenas 0,4 segundos después que Webber, con el resto de los autos desfilando detrás del coche de seguridad hacia la última curva, mientras los mecánicos de Red Bull saltaban las paredes para ovacionar a sus pilotos.

El inglés Jenson Button, vigente campeón del mundo y líder del campeonato hasta la carrera en Mónaco, se retiró en el tercer giro, cuando salía humo del motor de su McLaren.

Webber trepó a la cima del certamen de pilotos con 78 puntos, la misma cantidad que tiene Vettel luego de haber ganado una sola carrera este año, y seguido en tercer lugar por el español de Ferrari Fernando Alonso, quien suma 73.

El asturiano completó una valiente remontada en Montecarlo, avanzando desde los últimos lugares hasta finalizar en la séptima posición.

Button, quien ganó en Mónaco el año pasado y se adjudicó dos victorias esta temporada, cayó al cuarto puesto en el campeonato, con 70 unidades.

El otro piloto de Ferrari, el brasileño Felipe Massa, terminó la carrera en cuarto lugar, seguido por el inglés Lewis Hamilton, quien cuestionó el consejo de su equipo McLaren de resguardar los frenos.

"Estamos apenas en la mitad de la carrera. ¿Qué demonios? ¿Quieren que corra con estos tipos o que cuide el auto?", protestó el campeón mundial del 2008 por la radio del equipo.

Schumacher, penalizado

Mientras Webber disfrutó de libertades y nunca se vio en problemas, Alonso brindó las emociones al conseguir una impresionante remontada tras haber quedado en el último puesto en la primera curva.

El español, ex ganador en Mónaco con Renault y McLaren, había largado desde el sector de boxes luego de que su Ferrari se rompiera en la última sesión de entrenamientos del sábado.

Alonso entró a boxes en la primera vuelta para cambiar neumáticos mientras ingresaba a la pista tras un choque del Williams de Niko Hulkenburg.

En adelante, el asturiano superó a los más retrasados a la salida del famoso túnel del circuito del Principado y luego aprovechó el ingreso a boxes para llegar a la sexta posición, aunque finalmente perdió ese lugar a manos del siete veces campeón mundial Michael Schumacher en el final.

Los comisarios deportivos, entre los cuales se encuentra el viejo rival de Schumacher y ex campeón Damon Hill, decidieron aplicar al alemán una penalización de 20 segundos que lo retrasó hasta el duodécimo puesto y dejó a Alonso en el sexto. Mercedes apeló la decisión.

El coche de seguridad volvió a ingresar en la vuelta 31 cuando el brasileño Rubens Barrichello sufrió un trompo y chocó en el ingreso a la Plaza del Casino, tras lo cual el piloto de Williams debió abandonar.

Schumacher, quien seguramente soñaba con igualar el récord de seis triunfos en Mónaco con su Mercedes y a los 41 años, superó una vez más a su compañero y compatriota Nico Rosberg.

En tanto, el también teutón Adrian Sutil finalizó noveno con Force India, seguido de su compañero de escudería, el italiano Vitantonio Liuzzi, quien rescató el último punto.

Apenas 12 de los 24 autos se mantuvieron en competencia en el final de la carrera, y el coche de seguridad debió ingresar una vez más en la vuelta 75 -a tres del final- cuando el italiano Jarno Trulli y el indio Karun Chandhok chocaron en la ajustada y lenta curva Rascasse.

apr