La audacia, la paciencia, la inteligencia y la concentración de Jenson Button le pagaron excelentes dividendos al imponerse al alemán Sebastián Vettel ayer en la última del Gran Premio de Canadá que se interrumpió dos horas debido a una tormenta que obligó alos comisarios a parar la carrera.

Una colisión en la vuelta ocho con su coequipero Lewis Hamilton, seis paradas en pits y varios rebases en condiciones extremas de lluvia y humedad, le reportaron al campeón del mundo del 2009 su primer triunfo de la temporada.

¡Es excepcional, adoro Montreal! , gritó el piloto McLaren por la radio interna de su equipo antes de lanzarse a los brazos de sus mecánicos apenas salió de su monoplaza. Una alegría que no podía ser más extraordinaria luego de estar por debajo de los puntos en una posición muy atrasada para luego saltar a la victoria.

Button se impuso tras un excelente final, alzándose con el triunfo en una carrera emocionante. El campeón de la temporada 2009 alcanzó como un misil al líder de la clasificación de pilotos, que siempre estuvo en la punta de la carrera durante todo el tiempo, y lo superó al aprovechar el único error del alemán en la carrera.

Vettel, por el contrario, podría culpar al inestable tiempo en Montreal, que perturbó el horario de la carrera.

La lluvia, la protagonista

El Gran Premio inició a la hora prevista 1 de la tarde en Montreal, (12 del día hora de México) pero 45 minutos más tarde fue neutralizada debido a las inundaciones en la pista provocadas por la fuerte lluvia. La interrupción duró más de 2 horas, retrasando el final de la carrera.

Las cuatro neutralizaciones, con el coche de seguridad en la pista, retrasaron el ritmo de la competencia. Al igual que permitieron a los rivales de Vettel colocarse sobre su estela cada vez que apareció el coche de seguridad.

Webber, afectado por la mala suerte durante todo el fin de semana, avería del kers, volante, y de la cabeza de la carrera al lugar final tras un toque con Hamilton, terminó increíblemente en el podio.

El alemán Michael Schumacher (Mercedes) también mostró en Montreal lo que se esperaba de él. Su cuarta posición después de ser segundo a pocas vueltas del final de la carrera parece marcar que por fin encontró su nivel después de varias carreras prometedoras.

El siete veces campeón mundial terminó por delante del ruso Vitaly Petrov (Lotus Renault), quinto; el brasileño Felipe Massa (Ferrari), sexto, y al japonés Kamui Kobayashi (Sauber), séptimo.

El español Jaime Alguersuari (Toro Rosso) se ubicó octavo, delante del experimentado brasileñ

EISS