Llegar a diversas partes del mundo a través de la televisión, ésa es una de las ventajas que tienen los deportistas cuando participan en un gran evento, pues son expuestos y los hace atractivos para las marcas y empresas que quieren aprovechar el impacto que ellos tienen y mostrarse a un público más diverso.

Y el golf de la PGA no es la excepción, pues mientras los golfistas caminan los campos buscando su mejor actuación durante toda la ronda, al mismo tiempo resultan un negocio para aquéllos que deciden ser sus patrocinadores, pues no es raro que casi todos los golfistas tengan al menos el nombre de un sponsor en sus gorras.

Si un golfista logra ser patrocinado en toda su indumentaria puede llegar a valer unos 185,000 dólares como mínimo, contando su gorra, camisa y zapatos; descartando su bolsa y palos.

Los patrocinios en el golf no empezaron poniendo su nombre en la vestimenta de los jugadores. Empresas como Amana, que fueron pioneras en esto, comenzaron sólo ofreciendo 50 dólares a los jugadores para vestir la gorra de su compañía durante cuatro días, pero ahora, los sponsors dan fuertes cantidades de dinero para que los golfistas lleven en algún lugar de su cuerpo la marca.

Las gorras, una indumentaria que vale millones

Una de las partes que forman parte del outfit de cualquier golfista son las gorras, y el costo de aparecer en ellas varía de acuerdo con el jugador que la porte. El frente de la gorra de un golfista de la PGA, el cual es visible en cualquier acercamiento que tenga la cámara hacia él, es uno de los más deseados.

De acuerdo con el sitio My Golf Spy, se estima que las marcas pagan unos 75,000 dólares por año por poner sus nombres al frente de la gorra de un jugador. Pero, por ejemplo, Luke Donald recibe alrededor de 1 millón de dólares anuales por ese patrocinio.

Mientras que, por ejemplo, Tiger Woods ha extendido sus contratos con Nike, aunque ésta también le otorga la camisa, pantalones y zapatos, por un monto estimado en 20 millones de dólares al año.

En tanto, ir en la manga de la camisa de un jugador también implica un alto costo para las marcas. Según My Golf Spy, la manga derecha, la cual tiene menor visibilidad en TV que la izquierda, puede valer en promedio 10,000 dólares.

Sin embargo, si se trata de zurdos como Phil Mickelson, quien siempre tendrá más exposición en su lado izquierdo, llevar el nombre de una empresa ahí le puede redituar hasta 1 millón de dólares.

Por otra parte, el bolsillo en el pecho, el cual también se puede apreciar en los acercamientos televisivos o salir en todas las fotos, se valúa en 250,000 dólares.

En contraparte, los zapatos, los cuales apenas pueden verse cuando existe alguna jugada en específico a ras de green, no llegan a valer tanto debido a la casi nula exposición durante una transmisión, y van de los 10,000 a los 30,000 dólares.

Y para terminar, la parte posterior de la camisa representa un importante valor para las marcas, pues en acercamientos traseros o en tomas de perspectiva también logran figurar de manera importante. Así, si su empresa quiere anunciarse en la parte de atrás del cuello de un jugador deberá desembolsar hasta 650,000 dólares.

Sin embargo, hay jugadores como Jim Furk, que hace unos años firmó un contrato con Johnnie Walker para llevar su nombre en el cuello por un monto de 2 millones de la divisa estadounidense.

No obstante, hay marcas que deciden poner sus propios costos. Por ejemplo, Titleist, la marca de accesorios golf, paga a un golfista profesional unos 150,000 dólares al año a sus patrocinados por vestir su marca. Y ese monto fue el que, en el 2010, Ben Martin consiguió un día después de convertirse en profesional gracias al interés de la marca por ser su sponsor.

Ser sponsor, con ?restricciones de la PGA

Aunque pudiera pensarse que cualquier marca podría estar interesada en patrocinar a un golfista, no todas pueden contar con este privilegio.

Y es que el Tour PGA tiene la política de patrocinio para el jugador, que limita lo que puede aparecer en la ropa de los golfistas, incluyendo sus gorras. Así, no se puede anunciar venta de alcohol y productos de tabaco (sólo si son pipas de tabaco).

Mientras que las imágenes en las gorras de los jugadores deben ser acordes al tamaño de la gorra; esto es que el logotipo debe estar entre las 3 y las 5 pulgadas. En general, el tour pide que la publicidad en la vestimenta de los golfistas sea agradable y de acuerdo con los estándares de decencia que esperan de los jugadores profesionales.

¿Cuál es el valor de la publicidad en la ropa de un golfista?

  • Gorra: ?De los 75,000 a los 20 millones de dólares por año.
  • Manga derecha: ?De los 10,000 al millón de dólares.
  • Bolsillo en el pecho: ?25,000 dólares.
  • Zapatos: ?De los 10,000 a los 30,000 dólares.
  • Parte posterior del cuello: ?Hasta 65,000 dólares.

[email protected]