Fabián Barba se alzó como el triunfador de la tercera corrida de la Feria de la Cuaresma en la Plaza México luego de cortar la oreja del toro Costalero de Marco Garfias, mientras que Gerardo Adame se vio envuelto en la tragedia luego de ser prendido por el astado Pretoriano de la misma ganadería para recibir sendas cornadas de cuando menos 30 centímetros cada una y en cada muslo.

El diestro hidrocálido lanceó con cadencia y realizó una faena muy templada ante un bravo y codicioso burel de Garfias; sin embargo, se le fue la mano muy abajo y aun así el público pidió el apéndice que le fue otorgado. Con el quinto de la tarde, un toro peligroso y con sentido tardó en matar y le abuchearon tras escuchar dos avisos.

Por su parte, Gerardo Adame había iniciado variado en el capote pero al inicio de su faena de muleta y cuando templaba por el lado derecho, fue prendido por el costado, elevado por el aire y cornado. Fue llevado a la enfermería y ya no pudo salir a terminar su labor. Su toro lo mató Christian Aparicio.

Éste, por su parte, saludó en el tercio luego de pasaportar a Capirote, segundo astado del festejo con el que estuvo voluntarioso y lidiador.

Pepe Murillo confirmó su alternativa con el toro Nazareno y escuchó palmas; ya con el cierra plaza, lanceo variado, pero el toro se fue a más en el tercio final y el torero a menos para que le silenciaran al término de su labor.

Pablo Moreno, Macías y Flores, a hombros en Texcoco

El ganadero Pablo Moreno resultó el triunfador del concurso de ganaderías que se llevó a cabo en la corrida inaugural de Texcoco tras el desempeño de Vencedor, toro número 570 con 470 kilos de peso que recibió los honores del arrastre lento a sus despojos, mientras Arturo Macías y Sergio Flores salieron en hombros tras cortar un par de apéndices cada uno en sus respectivos turnos.

Resultaron triunfadores también el ganadero Javier Sordo de Xajay tras recibir su ejemplar Faraón de Xajay, arrastre lento y los Forcados de Teziutlán, quienes realizaron la pega al primer intento llevando como cabo a Iván McGregor.

El rejoneador Andrés Rozo y los matadores Juan Pablo Sánchez y Diego Silveti obtuvieron silencio más un aviso el último y Arturo Saldívar saludó en el tercio.