El pionero mexicano en la NBA, Eduardo Nájera, cambia de rol. Deja la duela en activo y ahora se dedicará a tres funciones, más un atractivo sueño: intentar traer a nuestro país una franquicia del deporte ráfaga en un lapso no mayor a 10 años.

Nájera hizo oficial su retiro de las canchas, por lo que en los próximos cuatro años hará labores directivas, fungirá como accionista y comenzará su etapa de fogueo como entrenador y copropietario en Leyendas de Dallas, conjunto de la Liga de Desarrollo de la NBA. Aunque el anuncio más llamativo del chihuahuense de 36 años –superior a dirigir en algún momento a Mavs o a la Selección Mexicana de la especialidad– es el de conseguir equipo para uno de los mercados primordiales de la liga estadounidense.

El país está listo y las proyecciones económicas me tienen sin cuidado; eso ayudaría muchísimo a mi país, el cual está pasando por una transición y donde espero se arreglen los problemas de inseguridad , aseguró el egresado de Oklahoma, que en su andar con Mavericks, Golden State, Denver, New Jersey y Charlotte percibió cerca de 37 millones de dólares en salarios.

El deseo del nacido en Meoqui sería viable si en este momento contara con un presupuesto de 300 millones de dólares (cifra difundida por una fuente extraoficial), además de un cúmulo de normas y parámetros que la liga, que encabeza David Stern, exige para la adquisición de franquicias.

Luego de consultar información de la revista Forbes, ésta coloca en la actualidad a ocho equipos en el rango de valor de tres centenas de millón de dólares, entre las que destacan: Sacramento, New Orleans, Indiana, Charlotte, Minnesota, Atlanta, Memphis y Milwaukee.

El legado Nájera

En 12 temporadas en la NBA (cinco con Mavs) y las últimas afectado por lesiones, el exSooner disputó 619 partidos de temporada regular, nueve playoffs, 18.1 minutos por juego. Así como 2,307 rebotes, 231 bloqueos y 3,052 puntos. Su sueldo más alto fue 4.9 millones que Nuggets le pagó en el 2007-2008.