El próximo 18 de octubre, Tiburones puede llegar a 40 partidos consecutivos sin conocer la victoria y es probable que eso ocurra porque enfrente tiene a los Tigres, uno de los equipos protagonistas del torneo. También puede pasar una semana más sin que sus jugadores reciban un salario, porque el club que maneja Fidel Kuri Grajales mantiene en algunos casos hasta dos meses de retraso en el salario a algunos de sus futbolistas.

La Asociación Mexicana de Futbolistas Profesionales encabezada por Álvaro Ortiz le sigue dando el seguimiento al tema que viven en la escuadra del puerto y han enviado una carta a través de las redes sociales.

“Como futbolista profesional tienes derechos y obligaciones reconocidos tanto en tu contrato como en los reglamentos y leyes que aplican en el futbol. A nivel mundial hay un movimiento con todos los organismos involucrados que forma parte de una evolución hacia la profesionalización integral de nuestro deporte, esto incluye el respeto de los derechos laborales, deportivos y humanos de las y los deportistas”.

Fidel Kuri pagó hace algunos meses unos 120 millones de pesos para mantener la categoría luego del descenso deportivo. Lo hizo y se desfalcó.

El 3 septiembre, cuando Fidel Kuri se presentó en conferencia de prensa para dar a conocer que Raúl Arias se integraba al equipo en el área administrativa, reconoció sus adeudos y los motivos.

“Todo lo que se tenía que pagar se pagó, que hay deudas con los jugadores, sí las hay, con los que se fueron pero estoy arreglando cómo pagarles y ponerlos al corriente, me gustaría pagarles así ya, pero no tengo”, reconoció.

También habló de los motivos de la crisis económica. “Es mi patrimonio familiar, yo no traigo detrás de mi gente poderosa y estoy haciendo un esfuerzo para que la gente de Veracruz tenga futbol de Primera División”.

El pago de salarios a la actual plantilla no es el único problema financiero, Tiburones aún sigue bajo amenaza por parte de la FIFA con un adeudo con el equipo chileno O’Higgins por el jugador Matías Cahais que sería castigado con reducción de puntos. El dinero que solicita es de 500,000 dólares.

Cabe mencionar que esta no es la primera ocasión que el club atraviesa este problema, toda vez que este mismo año la FIFA ordenó a la FMF deducirle los seis puntos que obtuvo en el Clausura 2019 por el adeudo que mantenía con el club uruguayo Montevideo Wanderers por el traspaso en 2017 del jugador Matías Santos, el cual era de 244,000 dólares.

Hace una semana Enrique Bonilla, director de la Liga MX, aseguró que se había reunido con la plantilla pero que nadie le habló de adeudos, pero dejó las puertas abiertas para que se lo comunicaran y tomaran cartas en el asunto.

“No permitas las injusticias, si existe un atraso de pago de salario, un despido injustificado o algo que afecte tus derechos o de nuestros compañeros, es momento de alzar la voz. Comunícate con nosotros para orientarte de la mejor forma”, dice el comunicado emitido por la Asociación Mexicana de Futbolistas Profesionales.

Los Tiburones Rojos se podrían quedar sin jugadores al final de la temporada, debido a que hay futbolistas del plantel que tienen más de dos meses sin recibir salario y la reglamentación de FIFA los avala para rescindir su contrato detalló ESPN.

“En caso, contraviniendo la legalidad, un club adeude a un jugador al menos dos salarios mensuales vencidos, se considerará que que el jugador tiene causa justificada para rescindir el contrato, siempre y cuando haya puesto en mora al club deudor por escrito y le haya otorgado un plazo de al menos 15 días para cumplir con sus obligaciones económicas”, documenta el apartado 14 bis, del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores, edición 2019.