A quince días antes de iniciar la edición 28 del Abierto Mexicano de Tenis, el semáforo epidemiológico en Acapulco, Guerrero, se mantendrá en color rojo. Sin embargo, desde diciembre la organización del torneo confirmó que se contemplaba un 30% de aforo, cada día, del 15 al 20 de marzo. Esto significa unos 2,100 fans, que por toda la semana pueden desembolsar en entradas para la sección oro y plata desde 12,000 hasta 14,000 pesos.

El municipio de Acapulco es el principal de la entidad con el mayor número de casos activos, con 379, de acuerdo a datos del Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Covid-19.

“Necesitamos que en los 15 días bajen más rápido los contagios para pasar al semáforo naranja y con esto podrían abrirse actividades económicas”, dijo la presidenta municipal de Acapulco, Adela Román Ocampo, el pasado 12 de febrero, mientras que el Secretario de Salud de Guerrero, Carlos de la Peña Pintos, dijo el mismo día que los contagios por Covid en en el estado ascienden a 33,578 desde el inicio de la pandemia hace casi un año y que se han registrado 3,308 defunciones acumuladas. Por su parte, el secretario general del Ayuntamiento, Ernesto Manzano Rodríguez, anunció que las nuevas disposiciones sanitarias vigentes hasta el 28 de febrero serán más constantes en la aplicación de la ley, por ejemplo: bares, playas y cualquier evento masivo en todos los municipios de la entidad tendrán una restricción en cuanto al número de asistentes, que será del 30%.

Renata Burillo, presidenta del Consejo de Administración de Mextenis, dijo a este diario en la edición 2020 del torneo que el evento representa la segunda semana más importante de la delegación en derrama económica, con un monto de alrededor de 700 millones de pesos.

La taquilla representa el 45% que ingresa Mextenis por venta de boletos, sin embargo, para esta edición los brazos comerciales serán la principal fuerza económica “hasta en un 90% en la organización del torneo” dijo el director del torneo, Raúl Zurutuza, a este medio a principios de enero. El ingreso por los socios comerciales representa hasta un 43% de las ganancias.

Al darse a conocer la lista de los 32 jugadores que participarán en el Abierto se confirmaron las ausencias del torneo: la cobertura presencial de los medios de comunicación (será virtual), no habrá Kids Day, firmas de autógrafos, congreso de Tenis Talks ni fiestas de ningún tipo. Tampoco vendrán Dominic Thiem ni Rafael Nadal, número dos del mundo y vigente campeón del torneo.

"Se les van a practicar pruebas constantemente a jugadores y staff. Podremos distinguir quién tiene mayor riesgo, la idea es poder cuidarnos mejor todos. Queremos optimizar nuestras medidas de seguridad evitando focos de infección", dijo ayer Zurutuza.

El torneo de Acapulco tendrá a tres Top 10: Stefanos Tsitsipas, (5), semifinalista de Roland Garros que aparecerá en México por primera vez, Alexander Zverev (6) y Diego Schwartzman (9). Incluirá a otras figuras del Top 25: Milos Raonic, Fabio Fognini (17), Félix Auger-Aliassime (19), Grigor Dimitrov (21), Cristian Garín (22) y John Isner (24).

“Como torneo, estamos orgullosos de anunciar la presencia de dos de los últimos tres maestros ATP; agradecemos a Alexander y Stefanos por su decisión de venir a jugar a México en esta edición y estamos seguros que el público mexicano disfrutará de su presencia ”, continuó Zurutuza.

marisol.rojas@eleconomista.mx