La falta de preparación en el entrenador nacional y la ausencia de un plan definido de trabajo, fueron a decir de Reynaldo Salazar, exentrenador nacional de taekwondo, las principales causas del fracaso que tuvo México en el pasado Campeonato del Mundo de la especialidad.

Así lo expresó Salazar, quien lamentó que nuestro país haya regresado sin ningún metal de la competencia realizada en Gyeongju, Corea del Sur.

Yo veo que hay que establecer un camino diferente, hay que apostar a la preparación, al trabajo sobre todo de los entrenadores que estén preparados, capacitados que sean universitarios y que sean competidores retirados que hayan tenido experiencia en el ámbito competitivo, si reunimos esos requisitos creo que se puede tener una dirección técnica mucho mejor , expresó Salazar.

México regresó de Corea con las manos vacías y el estigma de fracaso sobre sus hombros. Por primera vez en 36 años, nuestro país no logró subir al podio en un Mundial de Taekwondo, las últimas dos fueron conseguidas en 2009 por Idulio Islas en 68 kg. y Damián Villa en la categoría de 58 kg.

Sabemos y estamos consientes que este fue un duro tropiezo, no queremos ocultar absolutamente nada, ni cuando ganamos somos los mejores del mundo y ahora que perdimos tampoco eso nos convierte en los peores. Estos resultados nos invitan a realizar un análisis , aseveró Juan Manuel López, presidente de la Federación de Taekwondo.

Sin embargo, Salazar afirma que la falta de interés de los involucrados en el tema, es una de las razones del fracaso.

De la federación de los entrenadores, los planes y programas que se emplean y ejecutan. La alimentación, los hábitos de convivencia de los muchachos , consideró.

La cosecha de México en las justas del orbe comenzó en 1975 con la plata de Jaime de Pablos en la categoría de menos de 48 kilogramos. Desde entonces, los mexicanos siempre formaron parte del podio.