Rio de Janeiro. La ciudad brasileña de Sao Paulo está fuera de la Copa Confederaciones del 2013, aseguró el secretario de Deportes, Orlando Silva.

Según el secretario, las obras del estadio que debe ser construido por el equipo local Corinthians, que aún no comienzan, difícilmente estarán listas a tiempo para el evento que antecede al Mundial del 2014.

"El plan de obras del estadio de Sao Paulo exige 33 meses de plazo, entonces ese plan orientado por el gobierno del estado, la alcaldía y el Corinthians, dueño del estadio, no contempla la Copa Confederaciones", dijo Silva.

"Por lo que parece, será muy difícil que Sao Paulo participe (en la Copa Confederaciones)", agregó.

Según el Gobierno del estado de Sao Paulo, en un plazo máximo de dos semanas será concedida la autorización para el comienzo de la construcción del estadio, que tuvo su capacidad ampliada a 65,000 lugares desde 48.000 lugares, pues pretende ser la sede del primer partido del Mundial del 2014.

Sao Paulo es la más retrasada de las 12 ciudades sede de la Copa del Mundo en la construcción o restauración de su estadio para el Mundial.

En Natal, las obras también están atrasadas, pero esa ciudad no tenía previsto participar en la Copa Confederaciones.

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, criticó en marzo el ritmo de los preparativos de Brasil para el Mundial y citó a Sao Paulo como un caso particularmente preocupante para la Copa Confederaciones.

El dirigente suizo, en tanto, aseguró que tiene confianza en que Brasil realizará "una gran Copa del Mundo".

La semana pasada, el secretario general de la FIFA, Jêróme Valcke, visitó Brasilia para conversar con las autoridades brasileñas sobre la marcha de las obras para el Mundial del 2014.

Según el secretario de Deportes, Valcke volvió a mencionar el tema de los aeropuertos como preocupante, pero se manifestó satisfecho con las medidas del Gobierno brasileño para tratar el tema.

Brasil anunció la adopción del régimen de concesión de servicios para reformar y ampliar la capacidad de los aeropuertos de Guarulhos (Sao Paulo), Viracopos (Campinas) y Brasilia.

Silva también dijo que la presidenta Dilma Rousseff se reunirá el 30 de mayo con alcaldes y gobernadores de las 12 ciudades sedes del Mundial y "alertará sobre los plazos".