Parece que América no estudió a su rival. Anoche las estrellas del Santos de Brasil se complementaron para derrotar a las Águilas de Carlos Reinoso quien sigue mostrando incongruencias entre lo que declara y realiza en cancha. Tras el 1-0 en Sudámerica, el equipo mexicano buscará darle vuelta a la eliminatoria en la Corregidora de Querétaro.

Horas antes de viajar a Brasil Carlos Reinoso y Guillermo Ochoa aseguraron que irían por los títulos de la Libertadores y de la Liga local, pero pareciera que los planes cambiaron. Y es que anoche el Maestro se guardó de arranque a cuatro de sus hombres más importantes, dejando entrever que le apostará todo a su visita del próximo domingo a CU.

Así, las Águilas saltaron a la cancha con Ángel Reyna, su actual goleador, Daniel Montenegro, Pável Pardo y Vicente Sánchez en la banca, situación que antes de que llegara ya estaban pagando caro.

Y es que tras varios avisos del equipo brasileño, las dos estrellas de Santos se conectaron en ataque y abrieron el marcador. Neymar desbordó por izquierda, cedió la pelota a Ganso y éste apenas controló la pelota la prendió para colocarla pegada al palo, haciendo inútil la estirada de Guillermo Ochoa y provocando las rabietas de Carlos Reinoso, quien más tarde tuvo que mandar a la cancha a sus figuras.

Para el complemento, apenas con unos minutos en la cancha, Reyna coqueteó con el empate al mandar un tiro centro bombeado que el travesaño evitó que se colara a las redes brasileñas.

Con el paso de los minutos Santos se sintió cómodo y capaz de venir a México a sentenciar la serie, mientras los azulcremas confiaron en que podrán remontar la serie, por lo que ya no hubo emociones en las porterías.

América regresó con las manos vacías de Brasil y ahora intentarán que el que se hayan guardado a cuatro de sus mejores hombres resulte el próximo domingo cuando busquen la calificación ante Pumas.

JAGUARES NO APROVECHÓ SU LOCALÍA

Jaguares de Chiapas puso en riesgo su calificación a cuartos de final de la Copa Libertadores al dejar ir vivo al Junior de Barranquilla que estuvo cerca del triunfo y con el 1-1 salió prácticamente airoso del Estadio Víctor Manuel Reyna.

El partido de vuelta de los octavos de final se jugará el 5 de mayo en el Estadio Metropolitano de la ciudad de Barranquilla, donde, si el marcador termina sin goles, el boleto será para Junior por su gol de visita.

Fue el cuadro visitante el que inauguró el marcador en el minuto siete vía Luis Páez, quien empalmó sin dificultad para el 1-0.

En centro a balón parado ejecutado por Zamora, Jackson quedó solo para rematar con la cabeza y enviar el esférico a la derecha y hacer inútil el lance del portero para emparejar 1-1, resultado que ya no se movió.