Royals de Kansas City se coronó campeón de las Grandes Ligas, luego de regresar en la novena entrada tras tener una desventaja de 2-0 y terminar por darle la vuelta al marcador 7-2 en extrainnings.

Los Royals no se coronaban en la Gran Carpa desde 1985 y lo hicieron ayer tras ganar la Serie 4-1 a los Mets de Nueva York, quienes al iniciar la última entrada parecía que tenían el juego controlado gracias al gran partido que daba hasta ese momento el pitcher Harvey, quien salió a la lomita en la parta alta del noveno rollo para cerrar el partido que él inició, pero primero dio una base por bolas y luego permitió dos carreras para que se igualara el partido.

Harvey era hasta ese momento el héroe de la noche, pero en menos de 10 minutos lo que parecía el 3-2 de la serie todavía a favor de los Royals, de pronto se cambió vertiginosamente a favor del conjunto de Kansas y tumbaron en la lona a los Mets. En el primer partido de la serie, Kansas también vino de atrás para ganar el partido en extrainnings después de 14 entradas.

Después de dos entradas completas sin que la pizarra se moviera (10 y 11), Royals liquidó el partido con una batería de cinco carreras. Todo comenzó con un sencillo de Salvador Pérez y ni los dos pitchers de los Mets que trabajaron la entrada pudieron controlar el daño.

Contando las últimas seis series mundiales (2010 a la fecha), es la segunda ocasión que un equipo de la Liga Americana se corona; la última ocasión fue hace un par de años cuando Boston Red Sox ganó 4-2 la serie a los Cardenales de San Luis. Éste fue además el segundo campeonato para los Royals, tras cuatro apariciones en el Clásico de Otoño.