Los pilotos de Ferrari ocuparon el primer lugar del podio en una de cada 10 carreras del 2009 al 2016. Muy lejos del legado que dejó Michael Schumacher, quien terminó 14 carreras en primer lugar en el 2004.

Ahora, el equipo italiano es el principal rival de la escudería Mercedes, quien ha sido dominante en los últimos tres años.

En Maranello, Italia, saben que Ferrari debe mostrarse competitiva y para ello trabajan aproximadamente 360 empleados. Sergio Marchionne, director ejecutivo de la escudería, indicó que es mejor olvidar los resultados de la temporada pasada.

En el informe financiero del 2016, Marchionne mencionó que tienen el compromiso de que Ferrari vuelva a ser competitivo. Añadió que cuenta con el personal indicado, como es el caso de Mattia Binotto, director técnico, Maurizio Arrivabene, jefe de equipo, y los pilotos Sebastian Vettel y Kimi Räikkönen.

El documento plasma que la escudería se enfoca en mejorar sus resultados y regresar al lugar histórico que habían logrado. En el desarrollo e investigación del monoplaza se destinó 1,370 millones de euros del 2014 al 2016.

Además, parte de su éxito se debió a la inversión en atraer y retener al mejor talento en distintas áreas y a impulsar la parte comercial.

La firma reportó ingresos por 3,105 millones de euros en el 2016, lo cual significó un aumento de 251 millones de euros en relación con el año pasado.

De la cantidad total de ingresos, 15.7% proviene de patrocinadores, ingresos comerciales de Fórmula Uno, venta de productos, licencias y regalías. En los últimos tres años se registra la misma proporción en relación con los ingresos.

Del 2015 al 2016, la empresa recibió 47 millones de euros más, es decir, es el mayor aumento si se compara con los tres últimos años.

Después de que el alemán Sebastian Vettel concluyera el Gran Premio de Baréin declaró que esa noche disfrutarían el momento y al siguiente día continuarían trabajando. Mientras que Maurizio Arrivabene comentó que el equipo había demostrado coraje, determinación y un poco de locura, características que se veían en los inicios de Ferrari.

Son tres fechas las que se han disputado en el calendario de la principal categoría del automovilismo, Ferrari ocupa el primer sitio en el Campeonato de Constructores, con 102 unidades, en tanto Mercedes ocupa el segundo lugar, con 99 puntos, y el tercer escalón se encuentra Red Bull, con 47.

El dominio de los italianos es consecuencia de que en el Gran Premio de Australia y Baréin, el alemán Sebastian Vettel ha superado al inglés Lewis Hamilton, de Mercedes. El piloto alemán tiene, por el momento, el control del campeonato de pilotos, con 68 unidades.

En Melbourne, Vettel impuso una diferencia con Hamilton de 9.9 segundos. En Sakhir, la diferencia fue de 6.6 segundos. El año pasado, cuatro ocasiones un piloto de Mercedes ocupó el primer lugar y Ferrari en el segundo lugar, el promedio de diferencia en esa ocasiones fue de 17.4 segundos.

La mayor diferencia entre ambas escuderías, fue en el Gran Premio de China, Nico Rosberg (primero) y Sebastian Vettel (segundo), con 37.7 segundos. La menor diferencia entre ambos equipos fue en Canadá, Lewis Hamilton (primero) y Sebastian Vettel (segundo), con cinco segundos. La diferencia promedio entre los pilotos que ocuparon los dos primeros sitios fue de 9.2 segundos.

yesme.cortes@eleconomista,mx