Si la Liga de España ya parece definida a favor del Barcelona, eso se acrecentó este día luego que una de las peores versiones del Real Madrid de José Mourinho igualó sin goles frente a Osasuna de Pamplona, último de la clasificación.

En el Reyno de Navarra, el conjunto "merengue" extrañó sin lugar a dudas al portugués Cristiano Ronaldo, quien no jugó en la jornada 19 por estar suspendido, y en un duelo para el olvido no pudo perforar la meta del equipo "rojillo", que se plantó bien en el campo.

Mourinho, ante las bajas de Sergio Ramos (castigado) y Pepe (lesionado) apostó en la zaga central por el francés Raphael Varane y Raúl Albiol, y adelante le dio oportunidad al argentino Angel di María.

Sin importar quien estuviera en el once inicial, de entrada se esperaba un Real Madrid superior a su oponente, pero no fue así ante un rival que mereció más y pudo ganar, y más cuando los blancos se quedaron con 10 hombres.

Las ocasiones de gol fueron mínimas y sin problemas para los cancerberos Andrés Fernández (Osasuna) e Iker Casillas (Real Madrid), sus atajadas no necesitaron de gran esfuerzo y el resto de los intentos pasaron desviados.

El cotejo se hizo ideal para que elementos como el croata Luka Modric o Di María, titulares, fueran determinantes, pero ni ellos ni nadie del equipo visitante brilló.

En el segundo lapso el estratega luso le dio oportunidad al brasileño Ricardo Kaká, poco utilizado, quien no respondió y tras 18 minutos en el campo se fue expulsado por doble amonestación.

La igualada no se movió pese a las modificaciones los "merengues", aportaron poco al frente y se confirmó que sin Cristiano Ronaldo el poder ofensivo es casi nulo.

De poco le sirvió el empate a los dos conjuntos, que se alejan de sus cometidos. Osasuna sigue en la zona de descenso y llegó a 15 unidades para ser penúltimo, en tanto que Real Madrid mantuvo su tercer lugar con 37, por 52 del líder Barcelona que mañana juega contra Málaga.

MFH