Los Texas Rangers son el primer equipo deportivo que abrirá su estadio al 100% de aforo. Así lo confirmó la organización este 10 de marzo, señalando que dejará entrar a 40,518 aficionados para sus dos últimos partidos de pretemporada, el 29 y 30 de marzo, y para su Opening Day en las Grandes Ligas, el 5 de abril ante los Toronto Blue Jays.

El anunció surgió el mismo día que el gobernador de Texas, Greg Abbott, informó que todos los negocios del estado ya tienen permiso para abrir al 100% de su capacidad, además de que el uso de cubrebocas y mascarillas ya no es obligatorio en lugares públicos.

“Con todos los protocolos que estamos siguiendo, seremos extremadamente responsables y proporcionaremos un entorno muy cómodo para que alguien disfrute del juego sin preocuparse de que seamos un evento de esparcimiento”, aclaró Neil Leibman, presidente ejecutivo de los Rangers, tras la noticia de la apertura.

Para no perder el control, los Rangers mantendrán medidas sanitarias: la venta de boletos será totalmente digital, el techo del estadio (que es retráctil) se mantendrá abierto durante los partidos, no se permitirán bolsas, habrá estaciones de sanitización en todo el parque y también habrá personal que haga cumplir el distanciamiento social dentro y fuera del estadio, así como el uso de cubrebocas en todo momento.

“Necesitaremos la cooperación de los fans, no hay duda. La buena noticia es que los números tienen una tendencia a la baja. ¿Podemos dejar nuestra vigilancia? No. Necesitamos su cooperación”, enfatizó Rob Matwick, vicepresidente ejecutivo de los Rangers.

El Globe Life Field, casa de los Texans, ya tiene experiencia con público durante la pandemia. Aunque los Rangers jugaron sus 30 partidos de local de la campaña 2020 sin público, su estadio acogió la Serie de Campeonato de la Liga Nacional y la Serie Mundial de dicho año, recibiendo aforos de hasta 11,450 aficionados. Justo el gobernador Abbott gritó el tradicional “¡Play ball!” en el primer partido de la última Serie Mundial.

De acuerdo a cifras de la Universidad John Hopkins, el promedio diario de casos de coronavirus en Estados Unidos ha bajado de casi 250,000 en enero a menos de 50,000 a principios de marzo, una tendencia a la baja que no se veía desde octubre. En esa misma línea, el New York Times reporta que las hospitalizaciones en ese país han bajado un 33% en las últimas dos semanas.

Sin embargo, Texas es el segundo estado con mayor cantidad de contagios desde que empezó la pandemia. Según cifras de World Meters, acumula 2.7 millones de positivos a lo largo de un año, solo superado por los 3.6 millones de California.

Otros equipos deportivos de Texas también han recibido público durante la pandemia: en la NFL, los Dallas Cowboys llegaron a recibir hasta 20,000 aficionados en septiembre, en la NBA los Mavericks han recibido hasta 3,388 y en la NHL, los Stars a 4,299 con un límite del 25% del aforo.

deportes@eleconomista.mx