Al capitán del Atlas no le basta con dejar un legado como uno de los futbolistas mexicanos con mayor experiencia nacional, internacional y en la Selección Nacional a sus 37 años.

Rafael Márquez propuso la creación de un sindicato que apoye a los jugadores afectados por los dirigentes de las instituciones y además aborde el tema del Régimen de Transferencias.

Ha mejorado mucho la situación en Atlas, así que eso nos tiene más tranquilos y desde luego hay más diálogo entre jugadores y directiva. Desafortunadamente sigue pasando lo que ha pasado en otros equipos en México, que hacen como quieren a los jugadores, los tratan como quieren y a final de cuentas unos tratan de cuidar su trabajo para no perjudicar sus cosas, pero terminan perjudicando al jugador. Seguimos en búsqueda, intentando, elaborando algo importante para en un futuro tratar de que el jugador tenga voz y voto , señaló asegurando que las pláticas con sus colegas ya están avanzadas.

En el 2001 se dio el primer esfuerzo para la formación de la Comisión del Jugador y a la fecha falta representación de los futbolistas ante los dirigentes y clubes, que ejercen un control de los movimientos y traspasos sin existir un contrapeso de las decisiones de ambas partes. Un total de 324,595 futbolistas en México tienen carnet de registro en la Federación Mexicana de Futbol, de acuerdo con el último censo efectuado por la FIFA.

Por su parte, el defensa del Guadalajara, Oswaldo Alanís, consideró que la idea de Márquez es un bien para el gremio siempre y cuando no genere un conflicto.

En Selección tuvieron una junta de todos los jugadores y acordamos eso, que se debía hacer algo para beneficiar al jugador y al balompié mexicano. Es algo en lo que estamos apoyando para que las condiciones del jugador sean más justas , dijo aclarando que es necesaria la unión de todos los jugadores pese a diferencias.