Londres. El Queens Park Rangers logró el ascenso a la Premier League, tras vencer a domicilio al Watford 2-0.

El equipo de Londres, entrenado por Neil Warnock, vuelve a la elite del futbol inglés tras 15 años de ausencia, y se aseguró el ascenso gracias a los goles en la parte final del partido del marroquí Adel Taarabt (77) y Tommy Smith (90).

El QPR es propiedad desde 2007 del patrón de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, y del ex responsable de la escudería Renault, el italiano Flavio Briatore, que vendió un 20% a la familia del magnate indio del acero Lakshmi Mittal.

Alejandro Agag, yerno del ex presidente del gobierno español, José María Aznar, también entró junto a Briatore en el accionariado del club.

Pero el Queens Park Rangers tendrá una tensa espera para que su ascenso sea confirmado tras el resultado de un proceso disciplinario que debe concluir la próxima semana en relación con el fichaje del argentino Alejandro Faurlín.

Un artículo del diario The Sun del viernes, con declaraciones de una fuente anónima de la federación inglesa (FA), señaló que el club londinense podría perder quince puntos en relación con el fichaje del volante rosarino, lo que obligaría al QPR a jugar una repesca de ascenso.

Este sábado, la FA se distanció del artículo de The Sun, insistiendo en que no se ha tomado ninguna decisión.

"La FA clarifica que no ha hecho ningún comentario en relación a los cargos contra el QPR", señaló la federación en un comunicado.

"Cualquier presunta fuente de la FA no habla en nombre de la FA y la política de la FA sigue siendo no hacer comentarios sobre cargos, evidencias o potenciales sanciones", añade el texto.

Faurlín, de 24 años, jugó en Rosario Central, Atlético Rafaela e Instituto de Córdoba, antes de fichar en julio de 2009 por el Queens Park Rangers por un traspaso récord parta el club londinense de 3.9 millones de euros.

Como parte del fichaje, 561,500 euros fueron presuntamente pagados al Inter de Milán, en compensación, ya que el equipo italiano tenía una cláusula como primera opción en el contrato.

Faurlín habría rechazado presuntamente la posibilidad de fichar por el equipo italiano ya que el entonces técnico del Inter, Jose Mourinho, no le garantizaba una plaza en la primera plantilla.

En 2011, aparecieron las acusaciones de que se había pagado dinero a una tercera parte, lo que va en contra de las reglas de la FA, en una caso similar al que protagonizó en su día Carlos Tevez, lo que podría conducir a una retirada de puntos del QPR.

EISS