El estadio Santiago Bernabeu de Madrid acogerá, el próximo 22 de mayo, una final inédita, entre el Bayern Múnich y el Inter Milán, dos equipos históricos, dos gigantes que recuperan en esta ocasión un lugar preponderante en el escenario principal del futbol internacional.

Bayern e Inter son dos viejos campeones. Entidades de referencia que han formado parte importante, en distintas épocas, del lustre adquirido en el trayecto competitivo del viejo continente. Y que se enfrentarán por vez primera en una final europea.

En sus respectivos trayectos por los distintos torneos continentales, sólo en una ocasión el equipo italiano y el alemán cruzaron sus caminos. Fue en la Copa de la UEFA de la temporada 1988-89. Salió airoso el Bayern, que perdió en la ida por 0-2 pero superó al Inter en la vuelta por 1-3.

El Inter, que no se encuentra en esta situación desde hace 38 años, cuando perdió ante el Ajax en Rotterdam y entonces la competición se denominaba Copa de Europa. Pero también lo es para el Bayern, que nueve temporadas después pretende ampliar su cosecha de éxitos.