México.-Aunque es complicado destacar a algún elemento en específico del campeón del torneo Clausura 2011 del futbol mexicano, Javier Cortés y Juan Francisco Palencia merecen una mención, aunque no sólo por lo goles que ayudaron a lograr el título a Pumas sobre Morelia.

Los dos elementos que representan las dos caras de la moneda en el balompié, uno que apenas comienza Cortés y otro que está apunto del retiro Palencia, fueron piezas fundamentales para que los auriazules consiguieron su séptimo trofeo de la Primera División, en su historia.

Pumas venció 2-1 a Monarcas en el estadio Olímpico Universitario, para un global de 3-2, tras el 1-1 en el juego de ida.

En la serie ambos jugadores fueron factores, Cortés con su desequilibrio y Palencia por su pundonor, además que marcó dos goles uno de gran técnica en el Morelos y otro en CU, de penal.

Por su parte Javier Cortés hizo el gol de la diferencia y del título para los universitarios, gracias a una excelente jugada individual donde se quitó a tres elementos michoacanos, para después fusilar al portero Federico Vilar y así poner el 2-1 definitivo.

Además de esos dos futbolistas universitarios, brillaron con su accionar el zaguero paraguayo Darío Verón y Efraín Velarde, quienes sin hacer tanto ruido, no dejaron que elementos habilidosos de Monarcas, como Elías Hernández hicieran de las suyas.

En cuanto al subcampeón, el ecuatoriano Joao Rojas y el colombiano Aldo Leao Ramírez, tuvieron destellos pero en el momento que se perdieron, los visitantes dejaron de funcionar.

La afición de ambos conjuntos merece mención aparte, pues nunca dejaron de alentar a su equipo e hicieron que tanto el Morelos como el Olímpico Universitario, lucieran excelentes con llenos espectaculares, sin que ocurrieran problemas extracancha.

BVC