Ser aficionado no es suficiente, ahora también se puede ser dueño de las jugadas. Al menos esta es la nueva realidad de la NBA gracias a Top Shot, una plataforma que ha revolucionado la venta de las tarjetas coleccionables en el mundo del deporte al transformarlas de físicas a 100% digitales.

Con esto, los fans tienen la posibilidad de comprar algo más que el rostro de su jugador favorito, pues obtienen videos y estadísticas que son intransferibles para quien las adquiere y que se pueden revender a través de un mercado digital.

La nueva realidad de las tarjetas coleccionables es un producto de la NBA, la asociación de sus jugadores (NBAPA) y Dapper Labs, empresa especialista en tecnología para el desarrollo de juegos virtuales. El proyecto se ideó desde julio de 2019, pero ya ha encontrado una explosión en 2021: tan solo en febrero, las ventas de NBA Top Shot alcanzaron 106.3 millones de dólares.

Mark Cuban, dueño de los Dallas Mavericks, es uno de los usuarios de NBA Top Shot y resalta sus virtudes pese a no ser coleccionables tangibles: “Con los bienes digitales, todavía tengo el mismo sentido de propiedad que con un bien físico y el valor aún lo establece la oferta y la demanda, pero no tengo ninguna molestia más allá de recordar mis contraseñas y manejar las billeteras”, escribió en su blog personal.

Top Shot fue lanzada en octubre de 2020 y está basada en tecnología blockchain, un sistema que bloquea intentos de robo o plagio de los materiales, por lo que los videos de las jugadas están garantizados para ser propiedad exclusiva del comprador.

Por ejemplo, si dentro del paquete comprado viene un momento (jugada) ‘legendario’, con un máximo de 99 reproducciones, al término de dichas reproducciones nadie más podrá tener ese mismo momento, por lo que “serás dueño de ese clip para siempre”, señala Top Shot.

El sitio web vende tres tipos de paquetes: el Común, con valor de nueve dólares y que incluye nueve momentos (jugadas) ‘comunes’ con capacidad de más de 1,000 reproducciones; el Raro, con valor de 22 dólares y que incluye siete momentos ‘comunes’ y uno ‘raro’ con un máximo de 999 reproducciones; y el paquete más caro, el Legendario, con valor de 230 dólares y que incluye seis momentos ‘comunes’, tres ‘raros’ y uno ‘legendario’, con un máximo de 99 reproducciones.

“Los precios de los paquetes dependen de la calidad de lo destacado, el nivel de estrellato del jugador y la exclusividad de la tarjeta. Una vez que compras un paquete, esos aspectos destacados se guardan en tu billetera segura y cifrada para mostrarlos o revenderlos en el NBA Top Shot Marketplace”, destaca el sitio de noticias de la NBA.

Solo en la última semana de febrero, un par de momentos protagonizados por LeBron James (Los Ángeles Lakers) y Zion Williamson (Nueva Orleans Pelicans) fueron vendidos por más de 100,000 dólares cada uno. Según Forbes, las ventas totales de la plataforma en ese mismo periodo alcanzaron los 53.9 millones de dólares mediante 475,000 transacciones.

“Queremos darles a los fanáticos del baloncesto algo que nunca hayan visto, pero también algo que les sea familiar de inmediato y que realmente quieran jugar. Tal vez quieran esa jugada porque aman a LeBron, al equipo en el que está actualmente o quizás necesites ese momento para jugar en el juego Top Shot”, declaró Roham Gharegozlou, CEO de Dapper Labs.

Sobre las diferencias entre el nuevo modelo digital y el tradicional, Jack Settleman, creador de Snapback Sports, la cuenta deportiva de Snapchat más grande del mundo (más de 1.2 millones de seguidores), señala: “Con las tarjetas físicas, es solo una foto. Tu tarjeta de novato de LeBron, que vale miles de dólares, es solo una foto al azar de él con una camiseta de los Cavs. Estos momentos te dan la capacidad de ver y tener más significado detrás de eso”.

De acuerdo con Bleacher Report, los planes de NBA Top Shot incluyen el desarrollo de un juego móvil con características similares a la modalidad ‘Ultimate Team’ de FIFA o al desbloqueo de jugadas de NBA 2K, ambos de EA Sports.

Además, Dapper Labs ha empezado pláticas con ex jugadores de la NBA para asegurar los derechos de sus jugadas históricas e incluirlas en la plataforma a futuro, según reportes de ESPN.

deportes@eleconomista.mx