Barcelona y Real Madrid empataron a dos goles en un clásico español que tuvo, además de una gran muestra de técnica y futbol, una pincelada de protesta política, la cual, aunque amenazaba con convertirse en un acto quizá violento, se tornó respetuoso y elegante, tal y como se mostraron Lionel Messi y Cristiano Ronaldo al anotar los tantos de sus respectivas escuadras.

Los merengues iniciaron el partido presionando la salida de Barcelona para evitar que controlaran a placer el balón, buscando generar errores en la defensa culé que tenía las ausencias de Gerard Piqué y Carles Puyol por lesión y posteriormente la salida del partido al minuto 28 de Dani Alves, también por lesión.

Y fue en el minuto 17 con 14 segundos cuando la afición catalana que asistió al Camp Nou cobró especial importancia al expresar consignas independentistas. Fue ese momento el que aprovecharon los locales para expresar su deseo independentista respecto a España, en medio de la crisis financiera que atraviesa el país.

A gritos de independencia , los catalanes recordaron aquel 1714 cuando se dio la entrada de las tropas franco-españolas en Barcelona durante la Guerra de Sucesión de España; aunque se había anunciado que en la cancha los jugadores se unirían a la protesta, dicho acto no sucedió, pero los aficionados repitieron el acto en el segundo tiempo.

Antes del encuentro, el estadio se convirtió en un gigantesco mosaico de la señera, la bandera de Cataluña, y la afición en un momento más que emotivo, entonó a capela el himno de FC Barcelona.

Con el resultado Barcelona mantiene el liderato de España con 19 puntos, mientras que Real Madrid no pudo recortar la distancia de ocho puntos respecto al equipo catalán y ocupa el quinto sitio de la clasificación.

Al minuto 22, Ronaldo adelantó a Madrid aprovechando un pase en profundidad del francés Karim Benzema; sin embargo, Messi aprovechó un mal despeje de Pepe en el área chica de Casillas para empatar el partido al minuto 30.

En el segundo tiempo, Barcelona tomó el control del partido y Real Madrid se dispuso a jugar al contragolpe aprovechando la improvisada defensa de Barsa. Messi cobró magistralmente un tiro libre a las afueras del área para adelantar a su equipo al minuto 60; no obstante, cinco minutos más tarde CR7 anotó frente a Víctor Valdés tras un pase filtrado por Özil.

Resultados: Celta 2-0 Sevilla; R. Vallecano 2-1 Deportivo; Zaragoza 0-1 Getafe; Valladolid 1-1 Espanyol; Betis 2-0 R. Sociedad; Levante 1-0 Valencia; Mallorca 1-2 Granada; Athletic 1-0 Osasuna.

(Con información de Eduardo Hernández)