El capitán de la selección brasileña, el zaguero Lucio, está cerca de batir la marca del mítico Pelé en partidos disputados en Mundiales con la camiseta auriverde, aunque señaló este miércoles que no busca en Sudáfrica batir marcas sino el título ecuménico.

En rueda el defensa del Inter se mostró "feliz" por batir el viernes ante Portugal (Grupo G) la marca de Pelé, alcanzando 15 partidos en la historia del torneo, uno más que 'O Rei', señalando que sólo está concentrado en el Mundial.

"Esto no me llama mucho la atención. Estoy feliz por lograrlo, porque es importante y me motiva más, pero no es el foco principal conseguir récords individuales con la selección", sostuvo el ex jugador del Bayer Leverkussen.

Lucio igualará el número de partidos del otros tres campeones mundiales: el delantero Bebeto, el volante Didí y el lateral Nilton Santos.

Sin embargo, está todavía debajo de una lista de otros seis ex futbolistas brasileños: el lateral Cafú (20), el artillero Ronaldo (19), el portero Claudio Taffarel y el actual DT de Brasil, Dunga (18).

Lucio, campeón del mundo con Brasil en 2002, es uno de los pilares de la Selección que clasificó a octavos de final anticipadamente y que el viernes cerrará en Durban la primera fase buscando ante Portugal el liderato del grupo G.

Tras el 2-1 del debut ante Corea del Norte y vencer 3-1 a Costa de Marfil, Brasil lidera la llave con 6 puntos, seguido de Portugal (4), los marfileños (1) y Corea del Norte (0). Su rival saldrá del grupo H, liderado por Chile (6) y donde también están en la pelea por el pase España y Suiza (ambos con 3) y Honduras (0).