Tómate un tiempo María. Respira. Asemeja la idea: estás a un paso de alcanzar tus terceros Juegos Olímpicos y podrías ser la única taekwondoín mexicana, desde que el deporte forma parte de la justa veraniega, en conseguir dicho logro.

Hazlo como cuando preparas los puños y miras a tu alrededor, y escuchas tu nombre en los cientos de mexicanos que gritan, aquí, allá, en cualquier lugar donde te paras. Eres un ídolo, María.

Enfundada en tu traje blanco luces amenazadora. Tus rivales empequeñecen ante tu presencia. Firme, fría, decidida. Como ayer, cuando lograste una de las tres plazas que México consiguió en el Grand Prix Final que se celebró aquí, en tu casa.

No había dudas. Eras la favorita y cumpliste al conseguir la plaza olímpica para México al vencer en los cuartos de final a la serbia Milica Mandic (+67 kg), quien te debía la revancha de aquella tarde en Londres 2012 cuando te dejó en el camino al oro en los cuartos de final.

Aun cuando está rankeada en el número uno del mundo y es la vigente campeona olímpica, no te intimidaste y lograste vencerla 3-2 para instalarte en las semifinales.

Ahí, te diste una segunda revancha ante la estadounidense Jackie Galloway, otrora compañera de batallas, y quien te arrebató el oro en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015. Esta vez no , dijiste y para esta ocasión sonó como un decreto.

Galloway lo intentó: patearte, someterte, alcanzar tu cabeza con su empeine. Pero no. Fue difícil, Jackie vendió cara su derrota, pero apelaste a tu valentía y a los cientos de gargantas que en cada golpe al aire, en cada patada no conectada, se desgarraban con tu nombre.

Al fin, María, con sólo un punto te impusiste y con ello asegurabas ya el boleto a Río para México.

Faltaba más, pues de no ganar el oro, la plaza a JO tendrías que disputarla en un selectivo nacional. Quizá tú no te diste cuenta, pero cuando te paraste en el tatami, frente a la china Shuyin Zheng, los labios te temblaban, los músculos de tu cara se tornaron tensos.

Zheng apenas pudo ante ti. En el tercer round estabas 1-0, pero la larguísima pierna de la china se impactó en tu careta y el 4-1 fue letal. Aun así te quedaste con la plata y con el boleto a Río. Me siento decepcionada, quería llevarme el oro , dijiste.

Tómate un momento María, respira. Asimílalo. Eres ya una de esas atletas que rayan en la excepción, ahora te toca rescribir tu nombre para convertirlo en leyenda.

México consigue? tres plazas a JO

Además de la de María Espinoza, México consiguió dos plazas más a los Juegos Olímpicos de Río 2016, luego de asegurar el sábado la de César Rodríguez en -58 kilogramos y ayer, Saúl Gutiérrez se quedó con la de -68 kilogramos, pese a caer en punto de oro al coreano Dae-Hoon Lee. Ahora tendrá que pelear por la plaza nominal en el selectivo de Aguascalientes, en marzo del próximo año. René Lizárraga (-80 kg) y Briseida Acosta (+67 kg) fueron eliminados en cuartos de final.

México acudió a Londres 2012 con cuatro taekwondoínes: Erick Osornio, Diego García, Janet Alegría y María Espinoza, quien consiguió la única medalla para este deporte en la justa al colgarse el bronce.