El World Golf Championships-México Championship ha tenido un crecimiento exponencial a pesar de que apenas cumplirá tres años de haberse realizado.

Durante la primera edición del torneo, en el 2017, la Bolsa fue de 9.7 millones de dólares y para éste año contará con 10.25 millones, además de año tras año consolidarse en la agenda del público mexicano; en el 2017 el número de asistentes fue de 45,000, el año pasado la cifra creció a 60,000 y para esta edición se espera una cifra aún mayor.

De la mano del crecimiento de la Bolsa y el interés del público, ha ido la intención por parte de la organización de continuar con el desarrollo del torneo, “la inversión en el World Golf Championships-México Championship se ha mantenido en la misma línea durante las ediciones anteriores y la de este año. En las tres se ha superado 500 millones de pesos”, comenta a El Economista Rafael Quiroz, vocero del WGC-México.

Según una estimación realizada por el diario, las ganancias del torneo en venta de boletos en la edición del 2018 ascendieron a 133 millones de pesos.

Uno de los principales objetivos del WGC-México es incrementar la práctica del golf en el país, por lo cual ,se creó el First Tee México, un programa para niños y jóvenes para que se desarrollen a través del golf, así lo cuenta Quiroz.

“Desde la primera edición, nos propusimos crecer el juego del golf en nuestro país, particularmente entre niñas, niños y jóvenes, a quienes buscamos inspirar e inculcarles los valores del deporte”.

Desde la implementación del torneo en México, una de las principales voces que desaprobó la decisión fue el presidente de Estados Unidos, Donald Trump; situación por la cual el director ejecutivo de la PGA, Gerald Goodman, expresó a El Economista que eso no perjudica al torneo, ni la organización “no es el primero, ni el último presidente de Estados Unidos que es aficionado del golf, por ejemplo, Barack Obama, también lo jugaba, por lo que más allá del discurso que tengan los mandatarios, cuando a los líderes de nuestra nación les gusta el golf, eso sólo beneficia a nuestro deporte”.

Goodman también comentó que la mayoría de la gente que ve el golf, su manera de pensar es lejana a estar en desacuerdo con los inmigrantes, además de expresar su ilusión por la visita de Tiger Woods.

“Hará historia al jugar por primera vez en su carrera en México. Uno de nuestros objetivos para este torneo es ayudar al crecimiento del juego en todo el país. Creemos que el hecho de que Tiger esté aquí con todos los otros mejores jugadores del mundo es la receta  perfecta para una semana inspiradora”.

La aventura de Woods en México iniciará a la 1:03 de la tarde el jueves, en la que será el horario de arranque de su tee en la primera ronda del torneo.

El primer día de Woods en CDMX

Tiger Woods llegó el martes al aeropuerto de Toluca en su avión privado y, según información del comentarista Jonh Sutcliffe, el golfista estadounidense no pidió ninguna atención especial.

El estadounidense no aceptó un helicóptero para viajar hacia la Ciudad de México y prefirió transportarse en automóvil al hotel donde se hospeda en Polanco.

Tiger llegó al mediodía a comer, después fue al gimnasio del Club de Golf Chapultepec para luego jugar nueve hoyos de práctica para comenzar a conocer el campo.

Al terminar sus actividades fue a la zona especial de firma de autógrafos con los niños que se encontraban en las instalaciones del club.