O lo piensa o lo ha escuchado: el dinero y los temas económicos en el deporte no importan cuando empieza el juego. Sí, sí pues... ok, tiene algo de verdad. Pero también es cierto que los atletas saben a quiénes se enfrentan y eso en algunos casos les genera presión o motivación: si el boxeador que más dinero gana, si el futbolista con mejores acuerdos comerciales o si tienes un contrato asegurado de unos 215 millones de dólares y que tiene asegurada su continuidad hasta 2021.

Pues este es el caso de uno de los pitchers más consolidados y figuras de las Grandes Ligas, Clayton Kershaw, de los Dodgers de Los Angeles y quien será uno de los abridores de la Serie Mundial.

El otro es Dallas Keuchel, de los Astros de Houston y quien no tiene contrato asegurado para después de esta temporada. Así son las cosas en el deporte.

Esta noche se verán cara a cara uno de los peloteros más millonarios de la historia contra uno que —pese a haber ganado ya un Cy Young— el futuro no es algo que tenga resuelto.

La Serie Mundial enfrentará a la nómina más costosa de las Grandes Ligas contra la número 15 de la Liga. La diferencia entre Dodgers y Astros son 85.1 millones de dólares de salarios, que no es poca cosa. Como detalle podemos acotar que Houston ya se despachó al segundo de la nómina más alta de la Liga (Yankees) y a la tercera (Red Sox).

Lo que también es un hecho es que al menos en Las Mayores los equipos que tienen más presupuesto no siempre son los que se imponen más, probablemente la MLB sea una de las ligas donde el factor económico no siempre sea determinante.

Así que ese discurso trillado: “en el deporte puede pasar cualquier cosa” tiene mucho de verdad, al menos en el beisbol es así. Kershaw vs Keuchel será un gran partido.

Equipos competitivos

Los Astros de Houston llegan al Clásico de Otoño por primera vez desde el 2005, cuando competían en la Liga Nacional, y en la que entonces cayeron ante los Medias Blancas de Chicago dirigidos por el venezolano Ozzie Guillén.

Por su parte, el soñado regreso de la novena angelina al Clásico de Octubre fue la recompensa para un aguerrido núcleo compuesto por Justin Turner y Chris Taylor, nombrados MVP (Jugador Más Valioso) del campeonato liguero, el novato Corey Bellinger, Kershaw, el japonés Yu Darvish y por supuesto los latinos Kenley Janses (Curazao), el boricua Keke Hernández y el cubano Yasiel Puig.

Los Astros, con el segundo mejor récord (101-61) en la etapa regular, detrás de los Dodgers (104-58), también lucen con mucha fuerza en el papel para aspirar al trofeo en su segunda aparición en una Serie Mundial.

Con un núcleo latino muy inspirado con el sensacional venezolano José Altuve —líder de bateo en la etapa regular y uno de los favoritos para MVP—, el también llanero Marwin González, el puertorriqueño Carlos Correa, el cubano Yuliesky Gurriel y el veterano boricua Carlos Beltrán.

También con los experimentados Brian McCann, un receptor de lujo, y el lanzador Justin Verlander —MVP del campeonato liguero—, que llegó de refuerzo en un canje de último minuto procedente de los Tigres de Detroit y quien logró dos fulminantes victorias frente a los Yankees, hacen del conjunto texano un fuerte candidato para alzarse con el triunfo.