Cordoba. El francés Sébastien Loeb ganó (Citroen DS3) el Rally de Argentina por sexta ocasión, con dos segundos de ventaja sobre Mikko Hirvonen (Ford Fiesta RS) y siete sobre su compañero de equipo Sébastien Ogier, luego de tres días llenos de emoción en la provincia de Córdoba, Argentina.

"Esto es realmente increíble", dijo el séptuplo campeón del mundo, que firmó su victoria 65 en el Campeonato Mundial de Rally (WRC) y la tercera en la temporada 2011 tras imponerse en México y Cerdeña. También se trata de la quinta victoria del nuevo Citroen DS3 sobre una del Ford Fiesta.

"Esta no es la victoria más increíble de mi carrera, pero sí se complicó más de lo que esperaba. El viernes por la noche, luego de la penalidad, pensé que ya no podía luchar por el triunfo final", comentó Loeb, vencedor en Córdoba del 2005 al 2009, y el 2011.

Relegado a la quinta posición tras cerrarse el viernes la primera jornada, a un minuto y medio de Jari-Matti Latvala (Ford Fiesta RS), Loeb sorteó con éxito los dos siguientes días y ascendió en la clasificación, al punto de firmar de tres mejores tiempos en la mañana del sábado, dos más en la tarde y uno el domingo.

El gran jefe del Mundial también se aprovechó de un problema mecánico en el Ford Fiesta de Latvala, el sábado, y uno de Ogier el domingo por la mañana, a un kilómetro de la meta de Ascochinga, la etapa más larga del rally (ES16, 48 km), su joven compañero de equipo que había comenzado como líder, con 43 segundos de ventaja sobre Hirvonen.

Al final de la ES16, Ogier había perdido 26 segundos respecto a Loeb. Fue sobre todo por el parabrisas, arrancó su ala y se rompió la dirección. "Cometí un error estúpido y después el coche era inconducible", resumió Ogier.

El chico francés hizo todo lo posible para resistir los ataques de Loeb, especialmente en los últimos tres kilómetros de la etapa de potencia (ES19), y terminó consolándose con el tercer puesto en el podio detrás de Hirvonen, quien finalizó a dos segundos de Loeb, sólo después de los 378 kilómetros cronometrados.

Loeb deja Argentina habiendo aumentado su ventaja en el campeonato de pilotos con 13 puntos por delante de Hirvonen, mientras que Citroen supera en 33 a Ford en el campeonato de constructores. La próxima reunión será en Grecia a mediados de junio.

EISS