La lluvia en Mérida provocó dos horas de retraso en el tercer juego de la Serie del Rey entre Leones de Yucatán y Toros de Tijuana, en el que el equipo local se adjudicó su tercer triunfo al hilo por 2-0 gracias a un jonrón de Luis Juárez. Los melenudos, ahora están a sólo una victoria del campeonato de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB).

Para la afición nunca es demasiado cuando se trata de beisbol en Yucatán. Los melenudos están jugando su tercera Serie del Rey en los últimos 4 años y el Parque Kukulcán Álamo, con capacidad para 15,000 espectadores pero limitado al 50% de aforo por las restricciones de la pandemia, desde el lunes había agotado sus localidades.

Para los fanáticos Tijuanenses, que también se hicieron presentes en el Parque Kukulcán, tampoco es problema recorrer 4,000 kilómetros atravesando la República Mexicana, sobre todo cuando se trata de una serie inédita en finales de la LMB y ante la esperanza de celebrar una remontada.

Menos mal que la lluvia cesó y dio oportunidad a cantar el play ball. El manager puertorriqueño Luis Matos designó a Jake Thompson como pitcher abridor, pero mantuvo al resto del line up que le funcionó para ganar los dos primeros partidos como visitantes.

Por los Toros el abridor fue el diestro estadounidense Joe Van Meter para luchar por el primer triunfo que les diera un respiro y garantizar el regreso de la serie a Tijuana.

Aunque en la primera entrada Luis Juárez marcó el primer jonrón, con Yadir Drake en primera, lo que le dio la ventaja a los Leones 2-0, el encuentro se caracterizó por un interesante duelo de pitcheo, pues se mantuvo el marcador hasta el último inning.

“El bullpen nos ha mantenido en los juegos, en la raya, y eso habla bien del trabajo en equipo. Sé que el partido se gana con carreras, pero si un abridor, un bullpen no te sostiene en los juegos, difícilmente vas a ganar. Eso habla del trabajo colectivo y del momento que está viviendo. Todo el rol regular y en los playoffs el bullpen es el que nos ha mantenido a flote”, expresó Luis Juárez.

El oriundo de Sinaloa también fue el encargado de pegar el cuadrangular que dejó fuera de la batalla a Roberto Osuna y los Diablos Rojos del México en la serie previa.

Sólo tres equipos en la LMB han remontado una desventaja 3-0 y ninguno lo ha hecho en finales, por lo que ahora la novena tijuanense se encuentra contra la pared y Leones muy cerca de su quinto título.

“Es difícil estar en una serie final 0-3, los muchachos estuvieron peleando cada turno, cada entrada, nunca bajaron la actitud, las ganas, los deseos, simplemente que el pitcheo de Leones pudo dominarnos. Aunque bateamos un hit más no pudimos combinar hits, no pudimos ligar para producir carreras, es difícil ganar sin carreras. Creo que nuestro pitcheo también hizo un excelente trabajo, solamente el cuadrangular de Juárez el primer inning, pero de ahí en adelante hicieron un muy buen trabajo”, dijo Homar Rojas, manager de los Toros.

De esta manera, los Leones se colocaron a sólo un triunfo de levantar la Copa Zaachila. Entre las temporadas 2006 y 2019 del circuito veraniego, sólo Diablos Rojos del México y los Tigres de Quintana Roo han conquistado la Serie del Rey con cuatro triunfos consecutivos.

fernanda.vazquez@eleconomista.mx