Independence, Ohio, EE.UU.- El astro de los Cavaliers Lebron James declaró que unos días de descanso y tratamiento han ayudado a menguar una lesión en su codo derecho.

James, quien recién fue consagrado por segundo año sucesivo como el mejor jugador de la NBA, logró completar la práctica del jueves sin sentirse adolorido.

Participó en todos los ensayos de contacto físico que el equipo de Clevelando realizó antes de viajar a Boston para el tercer partido contra los Celtics en la serie por las semifinales de la Conferencia del Este.

A la caza de su primer campeonato sin estar al ciento por ciento de su potencial, James indicó que su codo se siente mejor, pero que no se recuperará por completo hasta que descanse luego de la temporada.

"Tengo que jugar así'', dijo James, quien ha aceptado la situación.

Luego que los Celtics ganaran el segundo partido el lunes, igualando la serie, James pasó los últimos días con el codo bajo hielo y sometiéndose a tratamientos de estimulación con electricidad.

James dijo que los doctores le indicaron que la lesión probablemente lo molestara por toda la postemporada y sólo sanará totalmente fuera temporada.

También señaló que sólo ha sido sometido a una tomografía en el codo y que la segunda que se tenía pautada no será necesaria, por ahora.

BVC