El volumen de negocios de la Formula One Management en el 2016 se estima cerca de los 1,830 millones de dólares y esos se distribuyen aproximadamente 68% de los ingresos subyacentes a los equipos de acuerdo con un informe presentado por el sitio especializado Motorsports.com, con documentación oficial.

Los ingresos se dividen entre los 10 equipos a través de nueve pagos mensuales a partir de abril, con un pago final cuando ya se han calculado los ingresos definitivos a principios del 2018.

La cantidad que recibe cada equipo se basa en una serie de factores, incluyendo el rendimiento a lo largo de la temporada, los éxitos anteriores y los acuerdos especiales.

Al final de cada temporada, los gestores de la Fórmula 1, la FOM (Formula One Management) recopila los ingresos que llegan de tres fuentes: tarifas de alojamiento, los derechos de los medios de comunicación y otras vías, como por ejemplo el patrocinio en pista y en hospitalities.

Ferrari, Mercedes, Red Bull y McLaren tienen acuerdos individuales de bonus por el campeonato de constructores. Ferrari recibe un pago por su larga trayectoria en Fórmula 1 y Williams recibe un pago de patrimonio. Red Bull recibe un pago extra por ser el primer equipo que logra un acuerdo bilateral, que se extiende hasta el 2020, y eso suma 35 millones.

Tras lograr su objetivo acordado de dos campeonatos mundiales, Mercedes consigue un pago anual especial (171 millones de dólares) por 161 millones de Red Bull.

Ferrari recibirá 180 millones de dólares en total, lo cual es casi una quinta parte del total, pero 12 millones menos que el año anterior. Esta cifra significa 108 millones más que lo que recibe Force India (US72 millones), a pesar de que ese equipo acabó sólo una plaza por detrás de los italianos en el campeonato. Mercedes ganó el título en pilotos y constructores por tercer año consecutivo y aún así recibió 9 millones.