Roma. La Juventus de Turín se clasificó para la final de la Copa de Italia de futbol, tras finalizar la prolongación con empate 2-2 ante el Milán, este martes ante su público, con lo que avanzó al último partido y dejó fuera del torneo al actual líder de la Serie A.

El Milán se adelantó 2-1 y terminó así el tiempo reglamentario, pero un tanto del montenegrino Mirko Vucinic en los primeros minutos de la prolongación (94) clasificó a la Vecchia Signora.

El veterano Alessandro Del Piero había marcado para la Juventus en el minuto 28, pero el equipo rossoneri dio a la vuelta en la segunda mitad, gracias a las dianas del argelino Djamel Mesbah (51) y del argentino Maxi López (81), que forzó la prolongación. En la prórroga Vucinic, con un disparo desde 25 metros dinamitó las esperanzas del equipo lombardo en el 94.

"Estamos ahí, luchando en todos los frentes y así será hasta el final. En el campeonato también intentaremos tener opciones todo el tiempo que podamos, no nos hemos rendido", afirmó Del Piero, crecido por el triunfo.

Por primera vez en esta temporada, la Juve terminó los noventa minutos por debajo en el marcador, pero técnicamente el partido finalizó en empate, con lo que mantiene su racha como invicto.

La Juventus da un gran paso hacia un título como el de la Coppa , importante para un club que tiene sed de victorias tras unos años en los que sigue recuperándose de su descenso administrativo a la Serie B.

Del Piero, a sus 37 años, abrió el marcador, controlando bien un centro de Stephane Lichsteiner, para engañar a Marco Amelia al minuto 28.

El Milán igualó 1-1 gracias al argelino Mesbah, con un soberbio tanto de cabeza tras un centro largo de Mexes al 56 y luego Maxi López, que reemplazó en el descanso al sueco Zlatan Ibrahimovic, puso el 2-1 favorable al Milán, que igualaba la eliminatoria en el 81, con un certero disparo.

La Juventus pudo evitar la prolongación con una buena ocasión de Marco Borriello (86), pero fue finalmente Vucinic el que decidió el pulso en el 94.

El miércoles se decide el otro finalista entre el Nápoles y el Siena, con ventaja en la ida 2-1 para los segundos.