La selección de Inglaterra debutó con el pie derecho en la Copa Mundial FIFA Sub-17, al vencer por 2-0 a su similar de Ruanda, en acción del Grupo C, con sede en el Estadio Hidalgo de esta capital.

Los goles del cuadro europeo fueron anotados por Hallam Hope, al minuto 68, y por Raheem Sterling, al 86 de acción, para darle a Inglaterra sus primeros tres puntos en este Mundial de la categoría Sub-17.

Fue Inglaterra el que más buscó la cabaña rival, con ataques ordenados y en grupo, ante una defensa sólida que se escalonó para no dar libertades a los peligrosos delanteros europeos.

A los minutos 13 y 18, Inglaterra llegó con peligro al marco rival, por medio de Raheem Sterling y Hallam Hope, quienes a la postre fueron los anotadores de los goles de este primer triunfo.

Los europeos fueron los que más cerca estuvieron de anotar en la primera mitad; sin embargo, tres remates, uno de Hope, se estrellaron en los postes y otros fueron detenidos o desviados por el portero africano Marcel Nzarora. Al final, los ingleses marcaron en el segundo tiempo y sumaron tres puntos.