Hungría se proclamó este miércoles campeona olímpica de canotaje en la modalidad de K4 en línea de 500 metros femenino de los Juegos Olímpicos de Londres, en el lago de Eton.

El cuarteto húngaro superó en la meta a Alemania, que fue plata, y a Belarús, que se colgó el bronce.

Hungría se llevó así su segundo título después del de la pareja Rudolf Dombi-Roland Kokeny en kayak biplaza 1.000 m.

Alemania, número uno en el medallero de la disciplina en Pekín, se embolsa su cuarto metal en otras tantas carreras tras los bronces de Max Hoff (K1 1000m) y Martin Hollstein-Andreas Ihle (K2 1000m), y el oro de Sebastian Brendel en C1 1000m.