Melbourne. El británico Lewis Hamilton, de la escudería McLaren, saldrá el domingo desde la pole position del Gran Premio de Australia de Fórmula 1, primera prueba de la temporada 2012, tras haber conseguido el mejor tiempo en la ronda de clasificación.

Hamilton le ganó la partida en un emocionante final a su compañero de equipo y compatriota Jenson Button, que saldrá segundo, y al francés Romain Grosjean (Lotus), que lo hará desde la tercera posición.

"Es una sensación fantástica y una manera increíble de comenzar la temporada para mí y para todo el equipo, pero sabemos que es sólo el sábado y el día que cuenta es mañana (domingo). Pero es la recompensa por todo el trabajo realizado este invierno después de dos temporadas difíciles", señaló Hamilton al acabar la clasificación.

"Estoy un poco sorprendido por la diferencia con los Red Bull, pero todavía no han perdido la carrera y tienen lo necesario para ser competitivos. No sé lo que pasará el domingo, lo único que sé es que será un poco más fácil partiendo desde la primera línea de la parrilla", explicó su compañero Jenson Button.

Por su parte, el español Fernando Alonso (Ferrari) saldrá desde la duodécima posición de la parrilla, tras una salida de pista en la segunda ronda que le impidió participar en la tercera, algo que tampoco pudo lograr su compañero, el brasileño Felipe Massa (16).

La escudería italiana protagonizó la gran decepción en Australia, con sus dos pilotos fuera de combate en el último asalto, el de la lucha por la pole.

El desastre en la clasificación es un hecho preocupante para Ferrari al que se le unen las declaraciones previas de Alonso, en las que afirmaba que el nuevo monoplaza, el F2012, tiene unos 15 kilómetros por hora menos de velocidad máxima que sus rivales en la pista y que hay mucho trabajo por delante.

Otro de los campeones del mundo, el alemán Michael Schumacher (Mercedes) saldrá cuarto, justo por delante de los dos Red Bull del australiano Mark Webber (5) y el también teutón Sebastian Vettel (6), ganador del título los dos últimos años, que partirán desde la tercera línea.

El piloto mexicano Sergio Pérez, de la escudería Sauber, que había sido eliminado en la segunda ronda, saldrá desde la última posición después de que los jueces le sancionaran con cinco puestos tras cambiar la caja de cambios por una avería.