Johannesburgo.- El delantero Guillermo Franco y el defensa Rafa Márquez se unieron este lunes al entrenamiento de la selección mexicana, en la cancha del Waterstone College de Johannesburgo, después de superar las molestias que les aquejaban, por lo que el plantel completo pudo practicar.

Los mexicanos trabajaron la velocidad y la conducción del balón, tuvieron la habitual charla técnica con Aguirre y sus auxiliares, cuatro días antes de su debut en el Mundial, el viernes, en el duelo inaugural del Mundial, correspondiente al Grupo A, contra la selección local, Sudáfrica.

Márquez había iniciado el entrenamiento con sus compañeros el domingo en Johannesburgo, pero poco después se separó de ellos para realizar unas pequeñas carreras en solitario, debido a una sobrecarga en la pierna derecha.

Guillermo Franco, por su parte, que la pasada temporada estuvo en el West Ham y se ha quedado sin equipo, se lesionó el 24 de mayo en el amistoso que su selección perdió en Londres contra Inglaterra (3-1), debido a un golpe en el pie, que le provocó un esguince.

BVC