El nuevo acuerdo entre la Fórmula 1, Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE) y el Gobierno de la Ciudad de México, dejará entre 2020 y 2022, una derrama económica de 2,220 millones de dólares aproximadamente y generará al menos unos 8,000 empleos temporales al año.

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, comentó que cada año se espera una derrama promedio de unos 740 millones de dólares y “y lo mejor es que no habrá dinero público para financiar un evento que beneficia al país e impulsa la economía”.

Posterior a la presentación del evento Claudia Sheinbaum comentó que la lista de los inversionistas era grande y eran al menos unos 100 empresarios los que pusieron capital para reunir la cantidad necesaria y renovar el contrato del que a partir 2020 se llamará Gran Premio de la Ciudad de México.

“Creamos un fideicomiso privado para que la iniciativa privada tuviera un rol más activo para crear un nuevo modelo de financiamiento de este evento extraordinario”, comentó Alejandro Soberón Kuri, presidente de CIE, la operadora y organizadora del Gran Premio desde 2015.

Según información obtenida por El Economista y con datos dados a conocer por otras publicaciones, además de CIE, entre las empresas que más invirtieron fueron Citibanamex, Telcel y Heineken.

El acuerdo de la F1 con la cervecería neerlandesa Heineken International data de una alianza desde el 2016 y continúa este 2019.

La asociación inició en el renombrado Formula 1 Gran Premio Heineken D’Italia y a partir del 2017 llegó al Gran Premio de México.

“No se hace una negociación país por país, Heineken es un patrocinador global y el monto del acuerdo no lo podemos compartir”, señaló a El Economista Eluyde Paulin, Jefa de Medios de la marca en México.

De acuerdo a información de la empresa, la Fórmula 1 representa una oportunidad única para que Heineken se relacione con potenciales mercados en crecimiento y la asociación les permite alcanzar unos 400 millones de televidentes únicos cada año y buscan lograr una larga relación comercial como lo hacen con la UEFA Champions League, la Copa Mundial de Rugby y la franquicia de James Bond.

Como lo documentó este diario en su edición del pasado miércoles, el valor aproximado del contrato estaría valuado -según las consultoras Formula Money y Black Book F1- en unos 105 millones de dólares por tres años.

“Hay cosas que cambian respecto al primer contrato, pero no tuvimos que hacer una inversión extraordinaria para remodelar la pista”, dijo Soberón Kuri en la presentación.

Chase Carey, Formula One’s chief executive, quien estuvo presente en el anuncio y en la firma simbólica del contrato, comentó: “México ha sido de los grandes aliados, pero son los mejores, han hecho un gran trabajo y representan todo lo que queremos que sea la F1. Estamos emocionados de seguir trabajando con ellos. Quiero agradecer a los aficionados porque lo que hace que hace tan especial este Gran Premio es el entusiasmo de toda la ciudad. Estaremos aquí en octubre, pero sobre todo para los siguientes años”.

México firmó en 2014 un contrato para la realización de cinco ediciones del Gran Premio de México, que culmina en 2019. La competición tuvo dos etapas anteriores en México, de 1963 a 1970 y de 1986 a 1992.

En los primeros meses del año debía darse la renovación del contrato con CIE, organizadora de la carrera, pero el mandatario Andrés Manuel López Obrador aseguró que ese dinero sería destinado a la construcción de una de sus obras estrella, el Tren Maya.

“La permanencia de la Fórmula Uno en la Ciudad de México por tres años más se logró mediante un nuevo modelo de financiamiento privado en el que no se utilizan recursos públicos, ya que anteriormente el Gobierno Federal colaboraba a costear dicho evento”, aclaró la alcaldesa de la capital, Claudia Sheinbaum.

La confirmación de México significa que el calendario 2020 se ampliará de 21 carreras a un récord de 22, con una nueva ronda en Vietnam y el regreso del Gran Premio de Holanda, mientras que Alemania está programada para finalizar.

[email protected]