Desde que Cristina Fernández se apoderó del espacio publicitario del futbol, el gasto en anunciar actos del gobierno se fue incrementando tanto en Primera División como en el Nacional B.

Al gasto en publicidad de 122 millones de dólares se suman los 104 millones de dólares anuales (dos años) que el Estado otorga a los clubes, hace un total que supera los 330 millones de dólares.

De forma desglosada, según se observa en un informe privado al que accedió El Cronista de Argentina, la pauta publicitaria oficial fue de 157.7 millones de pesos argentinos para el Clausura 2011, cifra que se incrementó a 203 millones de la misma moneda para el Apertura 2012 y la primera ronda de la B. Ahora, sin contar la fecha del último domingo, porque los datos aún no están procesados, la pauta publicitaria del gobierno llegó a los 210.4 millones de pesos.

Quien llevó la delantera en la hora de desembolsar fondos para animar la pantalla de FPT fue Presidencia de la Nación, que para el Clausura 2011 había desembolsado algo más de 115 millones de pesos. La cifra llegó a 170 millones en la segunda mitad de 2011 con River Plate en la B y creció hasta 172.5 millones en la primera mitad del 2012.

En segundo lugar quedó Aerolíneas Argentinas, que invirtió casi 62 millones de pesos en los últimos 18 meses para auspiciar los torneos (11 millones de pesos argentinosen el Clausura 2011; 23.8 millones en el Apertura 2012 y 27 millones en el Clausura 2012).

El futbol se convirtió en la empresa más deficitaria que tiene el gobierno argentino