“No se trata de mí, si no de quién o qué venga después”, dice Alexa Moreno en un comercial para Nike. La gimnasta de Mexicali no tuvo una vasta cantidad de modelos a seguir en México antes de decantarse por la práctica de la gimnasia, pero las nuevas generaciones la tienen a ella, cuyos logros son noticia nacional y que además extiende su presencia en campañas publicitarias con compañías multinacionales como Toyota o Nike.

En 2018 fue la primera mexicana en subir al podio en el Mundial de Gimnasia, al obtener la medalla de bronce en el certamen realizado en Doha. Después de esto fue galardonada con el Premio Nacional del Deporte en 2019 y en los Juegos Olímpicos de Tokio se convirtió en la segunda mexicana que avanza a una final olímpica en gimnasia artística. La primera fue Denisse López en Sídney 2000. Antes, en Londres 2012, Daniel Corral se convirtió en el primer mexicano en calificar a una final olímpica de gimnasia.

“Ver que mis objetivos inspiran a otras personas es muy gratificante. Dentro del deporte puedo abrir una puerta y decir: México tiene gimnasia, no nos ignoren. Y las niñas que vienen a la gimnasia, decirles: ¡échenle ganas!”, dijo la atleta a El País.

Sin embargo, la aparición de la gimnasia en las mejores competencias tiene que superar muchas barreras antes de poder masificarse. Hasta ahora, Alexa ha llevado su preparación sola, “cuando deberíamos haber entrenado con algunas otras gimnastas del equipo nacional que se beneficien de Alexa, de su situación, que podrían haber ayudado a que hubiera otra segunda mexicana aquí en los Juegos Olímpicos”, compartió a El Economista, Alfredo Hueto, entrenador de Alexa.

¿A qué se debe que México no participe con más gimnastas en las mejores competencias del mundo?

“No hay sistema. Llegué aquí en 2010 y soy ciudadano mexicano desde el 2017. He platicado con gente, intentado explicar cómo hacer las cosas, por qué las hacen los países que están en la élite mundial y de todas mis pláticas, consejos y comentarios no se ha hecho absolutamente nada. Cuando se ha intentado, se ha hecho mal”, dijo Hueto.

“Todos los países tienen una dirección, un entrenador nacional o seleccionador, y a partir de ahí se gestiona todo el trabajo de la gimnasia en colectivo. México tiene un sistema especial y que desgraciadamente no ha funcionado, sólo funciona en la individualidad, en talentos como Alexa o un talento como Daniel Corral. Pero para tener un nivel élite se llega por el equipo que viene a los Juegos Olímpicos, los equipos que califican son los países más desarrollados deportivamente”.

En Tokio 2020 por primera vez hubo un representante de México en cada una de las modalidades de la gimnasia: artística, rítmica y de trampolín; sin embargo, Alexa Moreno y Daniel Corral representaron en solitario al país en la gimnasia artística. México ha colocado a un representante de esta modalidad desde Sídney 2000.

“La situación es que la gimnasia de México tiene que hacer un cambio, tiene que cambiar la mentalidad absolutamente si quiere estar como país, como equipo, en este nivel de competencia, porque siguiendo en la misma forma el fracaso está garantizado”, reflexionó Hueto.

En la última década se han posicionado nombres como Frida Esparza, Isaac Núñez, Fabián de Luna, Ana Lago, Kevin Cerda y Elsa García en Copas del Mundo, Juegos Panamericanos, Centroamericanos y del Caribe, además de los anteriormente mencionados.

Alexa Moreno

08/ agosto / 1994

Mexicali, Baja California.

• Deporte: gimnasia artística.

• Logros:

2018  bronce en salto de caballo en el mundial de gimnasia artística en doha, qatar.

2019 oro en salto de caballo copa Toyota Tokio, Japón.

2019 premio nacional del deporte categoría no profesional 2019.

• Próxima competencia: 1 de agosto, 3:45 hrs tiempo del Centro de México

fernanada.vazquez@eleconomista.mx