Canadá ha puesto en duda su participación en el calendario actual de la Fórmula 1 debido a sus restricciones nacionales contra el coronavirus, que impedirían la presencia de público y provocarían una pérdida estimada en 12 millones de dólares, de acuerdo con la prensa de aquel país.

El Gran Premio canadiense está estipulado para llevarse a cabo el 13 de junio y ser el séptimo de una temporada con 23 en total, cantidad inédita en la historia de la F1. Sin embargo, también representa un reto mayúsculo: sería el primer circuito fuera de Europa o de Medio Oriente después de un año, seis meses y 27 días.

Pero las medidas sanitarias han puesto en duda el ingreso de aficionados al autódromo Gilles Villeneuve, donde caben 100,000 espectadores.

Las reglas explican que todos los visitantes extranjeros deben pasar una cuarentena obligada de 14 días, lo que haría imposible el circuito ya que el 6 de junio los pilotos estarán disputando el Gran Premio de Azerbaiyán.

“En el contexto actual, sería extremadamente sorprendente para Quebec permitir que se celebrara un Gran Premio con espectadores, incluso en números limitados”, describe el diario de Montreal, La Presse, debido a la rigidez de las autoridades en su reglamento de cuarentena.

Aún así, si Canadá decidiera llevar a cabo el circuito 2021 le costaría más de 24 millones de dólares. El mismo medio explica los montos que este país tendría que pagar a la Fórmula 1: 6.2 millones por parte del gobierno federal, cinco millones por parte del gobierno estatal de Quebec, 1.3 millones del gobierno municipal de Montreal, 6.2 millones de la oficina de Turismo de Montreal (a través de un impuesto sobre la renta de hoteleros) más otros seis millones para cubrir los gastos del promotor local, Octane Racing Group, ante la falta de público.

Ante este monto, las autoridades canadienses aún no han tomado una decisión: “Por supuesto es una gran suma y, al mismo tiempo, queremos que el Gran Premio de Montreal se lleve a cabo. Se debe garantizar que el dinero de los contribuyentes se gaste de la manera correcta. Estamos en conversaciones con el gobierno de Quebec y el gobierno federal para ver cuál es la situación”, mencionó en conferencia de prensa, Valérie Plante, alcaldesa de Montreal.

De acuerdo con la información de La Presse, la F1 no asumiría ninguna pérdida de ingresos vinculada a la pandemia en caso del Gran Premio de Canadá, por lo que los tres niveles de gobierno tendrían que asumir el golpe de esos 24 millones de dólares, de los cuales seis podrían solventarse si hubiera aforos normales.

“Es posible que perdamos una o dos carreras", mencionó Zak Brown, CEO de McLaren Racing, al principio de la presente campaña. En 2020, el calendario de 23 circuitos tuvo que modificarse hasta quedar en 17 debido a las bajas de los países por el covid-19.

El GP de Canadá se ha llevado a cabo desde 1967 y es el primero de los siete destinos fuera de Europa y Medio Oriente que tiene contemplados la F1 para la temporada 2021.

Después de Canadá el 13 de junio, seguiría el Gran Premio de Singapur hasta el 3 de octubre y el regreso al continente americano sería el 24 de octubre en el circuito de Austin, Texas, si la pandemia permite completar el calendario establecido de este año.

La última vez que la F1 cruzó los océanos Atlántico o Índico fue el 17 de noviembre de 2019, en el penúltimo circuito de la temporada de ese año. Aquella vez se corrió en el autódromo José Carlos Pace de Sao Paulo, Brasil, sin saber que pasaría más de 500 días para regresar a América, Oceanía o Lejano Oriente.

Debido a la pandemia por el covid-19, reconocida oficialmente por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en marzo del año pasado, 13 países se dieron de baja del calendario oficial de la F1 en 2020: Australia, Vietnam, China, Países Bajos, Mónaco, Azerbaiyán, Canadá, Francia, Singapur, Japón, Estados Unidos, México y Brasil. Nueve de ellos están fuera de Europa y Medio Oriente.

Canadá era el primer circuito que se llevaría a cabo en el continente americano para el 14 de junio, pero el 7 de abril anunció su baja: “Es una decisión difícil porque Montreal es un destino conocido para eventos y festivales de clase mundial; estaremos allí para apoyar a nuestros socios”, anunció en ese entonces la alcaldesa Plante.

De acuerdo con información del diario canadiense The Globe and Mail, los tres días que duró la Fórmula 1 en ese país en 2019, la última vez que recibió al circuito, generó una afluencia de 307,000 espectadores, es decir, poco más de 100,000 por día.

Turquía y Bahréin, por segunda vez, se apuntan como sedes para la séptima fecha del calendario 2021 en caso de que Canadá dé marcha atrás. El año pasado, Liberty Media, la empresa propietaria de la Fórmula 1, anunció pérdidas históricas de 444 millones de dólares para la organización.

deportes@eleconomista.mx