La inclusión de los Sultanes de Monterrey a partir de esta temporada de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) tendrá un impacto positivo en todos los clubes del circuito, aunque no se reflejará de inmediato.

Omar Canizales, presidente de la LMP, platicó con El Economista sobre los incrementos previstos con la llegada del equipo de Nuevo León, uno de los máximos campeones de la Liga Mexicana de Beisbol, una de las dos organizaciones que se suma a la expansión de ocho a 10 equipos, junto a los Algodoneros de Guasave.

"Esta temporada va a ser muy productiva, porque estamos ampliando la presencia de la Liga del Pacífico hacia un mercado muy importante como Monterrey, ya habíamos incorporado a Guadalajara y la suma de Sultanes proyecta la liga hacia un mercado y una población bastante grande. Estamos sumando aficionados, vamos a tener la oportunidad de estar en contacto con más marcas. Creemos firmemente que eso va a redundar en beneficio de cada una de las franquicias de la liga, no en el corto plazo, pero sí en el mediano plazo", dijo Canizales.

Parte del aumento que se dará está en las transmisiones, ya que la inclusión de Guasave y Monterrey generará 68 juegos extras que pueden ser comercializados, además de la generación de empleos, la cual, en el caso de los Algodoneros, puede crear hasta 1,000 nuevos puestos de trabajo, tanto directos, como indirectos.

Sin embargo, la liga aún no tiene estimaciones sobre el impacto económico con los dos nuevos equipos, porque no cuentan con suficiente información para los cálculos.

El contrato televisivo tampoco cambió, ya que se encuentra en el último año del acuerdo con Megacable, que tiene los derechos de todos los equipos. Para las transmisiones de los juegos de los Sultanes se hizo un acuerdo con Multimedios para compartir la señal cuando se juegue de local y visitante. Entonces vendrá un nuevo convenio televisivo, en el cual como hasta ahora, se pretende usar como ventaja competitiva para la LMP.

"Los derechos pertenecen a los clubes. Lo que hacemos es juntar para darle mayor valor a todos los derechos. No es lo mismo vender un equipo por separado que venderlos todos juntos y en la medida en que eso lo valoran más las cadenas los derechos tienen un valor más interesante porque tienen el producto completo y luego nosotros entregamos lo que corresponde a cada uno de los equipos”, comentó el presidente de la Liga Mexicana del Pacífico.

"(Los ingresos) se distribuyen a montos iguales. Es un poco para apoyar a las franquicias que en un momento dado tienen menos posibilidades de comercializar al más alto nivel (…) para que se generen recursos y valores muy similares. Permite tener los ingresos suficientes para (…) que todos puedan mantener un equilibrio en cuanto a contratar jugadores de cierto calibre, capacidades para que todo mundo pueda aspirar a ser campeón", dijo Canizales.

La temporada 2018-19 la LMP superó los 3 millones de asistentes en sus diferentes estadios y ahora que pasaron de ocho a 10 plazas, Canizales comparte que buscan alcanzar los 3.6 millones de espectadores en los inmuebles, de los cuales “nueve son prácticamente nuevos y/o remodelados”, con la salvedad del parque de los Mayos de Navojoa, aunque se cuenta con una inversión de 50 millones de pesos para esta campaña y se espera obtener más el siguiente año para que todas las sedes están en condiciones óptimas.

Al contar con siete plazas de gran tradición en el circuito, la suma de Guadalajara y Monterrey en los últimos años, así como el regreso de Guasave, el presidente de la LMP detalla las estrategias que seguirán en el corto plazo y los planes de crecimiento para los próximos años.

"En este momento estamos abocados a consolidar las dos nuevas franquicias que han llegado a la Liga del Pacífico y una vez que hayamos consolidado esta dos nuevas plazas, estaremos pensando en nuevos mercados. Ya tenemos dos de las ciudades más importantes de México, más esa gran afición en el Noroeste de México. Iremos caminando y dando pasos firmes hacia nuevos mercados".

"Primero crecimos en infraestructura, eso nos llevó a crecer más de 110% en asistencias, eso nos llevó a tener mayores patrocinadores, el acuerdo que hicimos para producir y transmitir el 100% de los juegos nos permitió acceder a millones de televidentes y esto ha creado un círculo virtuoso. Hay más exposición, más aficionados, más marcas interesadas en la Liga del Pacífico, mejores ingresos y oportunidades de retribuir a los que participan en la LMP. Podemos contratar mejores jugadores, dar un mejor espectáculo, ser más competitivos en eventos internacionales como la Serie del Caribe. Estamos contentos con el modelo de negocio y vamos a seguir trabajando en él y lo seguiremos perfeccionando", dijo Omar Canizales.

kg