La inversión inicial para que los Algodoneros de Guasave regresen a competir a la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) será de aproximadamente 110 millones de pesos. Ésta cifra incluye la inversión necesaria para operar un equipo en una temporada en la Liga, que de acuerdo con datos de Forbes, son entre 40 y 60 millones.

Además de los recursos que se destinarán para la remodelación del Estadio Francisco Carranza Limón, el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, comentó que serán 70 millones de pesos los que se invierta la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) y puntualizó que su administración no destinará recursos públicos.

Sinaloa destinó 813 millones de pesos para mejorar la infraestructura de sus estadios de beisbol, lo cual contempló la casa de los Tomateros de Culiacán, los Cañeros de los Mochis y los Venados de Mazatlán.

De la inversión total por inmueble, el gobierno local puso más del 70% del dinero y en promedio fueron 271 millones de pesos.

Uno de los requisitos que tiene la LMP es el aforo de los inmuebles, que debe ser de por lo menos 12,000 personas. Sin embargo, la casa de los Algodoneros cuenta con capacidad para 8,000 personas. El inmueble, además, debe cumplir con los estándares de la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe y MLB en relación con las condiciones del terreno de juego, clubhouse, dugout, iluminación, entre otros aspectos.

Para las adecuaciones a realizar en la casa de los Algodoneros se tendrán aproximadamente 10 meses. Las recientes remodelaciones de los parques de beisbol en Sinaloa llevaron al menos un año. En septiembre del 2013, el municipio de Guasave le otorgó a la Promotora de Beisbol de Guasave S.A. de C.V  (Club de Beisbol Algodoneros de Guasave) el comodato del estadio por una década (2013-2023).

•••

La baja de la franquicia hace cinco años fue a causa de los problemas financieros. La última  fase regular que disputó fue 2013-2014, tras jugar más de cuatro décadas en la LMP. Posteriormente, se dio la venta y cambio de plaza para el ingreso de los Charros de Jalisco.

En el periodo que la franquicia causó baja, prácticamente la mitad de los equipos realizó remodelaciones en sus estadios y han trabajado como liga y de forma particular en consolidar un modelo de negocios.

En relación con los desafíos que enfrentará la organización, Joaquín Vega, presidente de los Cañeros de los Mochis, comentó que es “encontrar un círculo virtuoso en el que los aficionados que asisten al parque conviertan en una inversión rentable el apoyo de los patrocinadores y viceversa, que el apoyo de los patrocinadores permita presentar un buen equipo para que la asistencia de los aficionados sea la más adecuada”.

El regreso de la organización de Guasave era un tema que ya tenían presente en la Liga Mexicana del Pacífico y en consecuencia la expansión, pero se debían sumar dos equipos. Héctor Ley, presidente Ejecutivo de los Tomateros de Culiacán, indicó que no sólo era encontrar al empresario adecuado para que se hiciera cargo, “porque el que entre o no una plaza tiene que ver con la capacidad que tiene un empresario para ser el promotor, porque de eso se trata”.

Fue en abril del 2018 que López Obrador prometió, en su campaña presidencial, el regreso de la franquicia y  fueron varias opciones las que se analizaron para que el pasado domingo concretara el anuncio.

El proyecto de Guasave estará liderado por Alfredo Harp Helú, propietario de los Diablos Rojos y Guerreros de Oaxaca de la Liga Mexicana de Beisbol, quién se hará  cargo de la primera etapa y una de las peticiones fue que se le brindará el apoyo gubernamental y después se buscará a otro empresario que continúe.

Ley añadió que cuando se enteraron de que Alfredo Harp estaría a cargo, “nos da la garantía de que no es una personas que no va a ver si puede, sino es alguien que puede, que sabe cómo y fue lo mejor que le pudo pasar a Guasave. Esperaría que así como quedó estructurado el equipo se consolide y dure muchos más años de los que se puede pensar y sino tendrán que pensar cómo resolverlo, esa es la vida cotidiana de las franquicias en todos los deportes”.

El municipio de Guasave lo habitan 295,353 personas, lo cual es similar al mercado que tienen los Cañeros de Los Mochis y Mayos de Navojoa.

Entre las personas que se involucraron  para concretar el regreso se la novena se encuentra Guadalupe Miranda Baldenebro, empresario y director General de Grupo Cintar.“Nosotros, los empresarios locales, estamos dispuestos a ayudar para que la franquicia permanezca no un sexenio, sino por mucho tiempo. Necesitamos apoyar los empresarios agricultores, sino apoyamos esta franquicia pudiera no tener éxito”.

Los empresarios locales están dispuestos a destinar recursos ya sea como patrocinadores o socios. Entre seis o siete empresarios son los que se involucrararían con el club.

Frases del presidente sobre el proyecto

El impulso de AMLO al beisbol

—Se exploraron varias posibilidades porque teníamos que cumplir con el compromiso. Quiero agradecer mucho a dos empresarios que están muy comprometidos con el fomento al rey de los deportes, el beisbol. Uno de ellos es Francisco González —accionista principal de Multimedios y promotor principal de los Sultanes de Monterrey.

—El otro empresario, que es una tradición en cuanto a la promoción del beisbol, es también dueño y promotor principal de los Diablos Rojos del México, Alfredo Harp Helú.

—De acuerdo con una consulta con el presidente de la Liga Mexicana del Pacífico (Omar Canizales), los dueños de los equipos aceptaron que regresar a Guasave.

—Como se necesitaba otro equipo para que fuesen pares (en el sistema de competencia), la propuesta era que entrara Sultanes de Monterrey a la Liga del Pacífico. Le pedí la autorización al dueño de Sultanes de Monterrey, Francisco González, y me dijo: “Adelante. Estamos de acuerdo”.

—Alfredo Harp Helú, con la franqueza que lo caracteriza, me dijo: “Yo ayudo, conozco de esto desde luego”, va a apoyarse en quienes le ayudan y me dice: “Dejo el equipo funcionando bien y luego ya se busca con tiempo un concesionario”.

—El que quiera participar, teniendo la franquicia de Guasave, va a tener siempre el respaldo del gobierno de la República.

—He contado también con el apoyo del presidente de la Liga Mexicana de Beisbol del Verano, Javier Salinas. Ya le dijimos que vamos a apoyar el beisbol. La Liga Mexicana del Verano y la Liga del Pacífico, por parejo. Todo lo que pueda hacer el gobierno por apoyar las ligas lo va a hacer. Ese es el compromiso.

—Invité a un gran pitcher de todos los tiempos, al Peluche Peña, quien estuvo con nosotros, y quiero presentar al que me está ayudando desde la Presidencia de la República para la promoción al beisbol, porque vamos a tener escuelas en todo el país para formar prospectos.

—Actualmente hay 20 o 30 mexicanos jugando en Grandes Ligas como Julio Urías y Adrián González. La meta es que cuando terminemos el sexenio, en el 2024, tengamos cuando menos 60, 80 mexicanos jugando en Grandes Ligas.

—Nosotros vamos a apoyar, porque hace falta mejorar el campo. Vamos a invertir para remodelar el estadio de Guasave, el Francisco Carranza Limón.