Andrés Guardado, Guillermo Ochoa, Javier Hernández, Héctor Moreno, Nery Castillo y Carlos Vela tienen los argumentos en sus minutos de juego para ser considerados en la Selección Nacional, caso contrario a Pablo Barrera, Efraín Juárez y Giovani dos Santos, que apenas entre los tres suman el mismo número de partidos completos.

En la legión europea, integrada por 11 jugadores, seis son los futbolistas que superan 70% de participación del total de partidos que ha tenido su equipo este 2012, de acuerdo con los datos de su actividad, recopilados por El Economista.

Algunos casos, como Andrés Guardado o Guillermo Ochoa, han estado presentes en todos los juegos de Deportivo La Coruña y Ajaccio, de España y Francia respectivamente, en los ocho partidos que sus clubes han disputado en el año.

Otros más, como Carlos Vela -quien declinó venir a la Selección para el partido ante Colombia, justificado por cuestiones personales - y Nery Castillo -futbolista de Aris de Salónica de la Liga de Grecia-, tienen mucha más actividad que sus compañeros Pablo Barrera, Giovani dos Santos y Efraín Juárez.

Después de Guardado y Ochoa, los futbolistas que tienen más presencia en sus clubes son Javier Hernández -quien ha disputado ocho de 11 partidos de ManU en lo que va del año- o Héctor Moreno -que tiene 10 cotejos de los 12 de Espanyol.

Trío que no justifica su llamado

Pablo Barrera, Giovani dos Santos y Efraín Juárez juntos apenas acumulan tres partidos completos con sus minutos en los que han participado de enero a la fecha.

Tottenham, en el que milita Gio, ha disputado 12 encuentros en los que el mexicano apenas tiene una participación; si traducimos la cifra en minutos, son 90 en los que ha visto acción el mexicano contra los 1,080 que tiene su club.

El caso de Giovani, uno de los jugadores más determinantes para que México obtuviera la pasada Copa Oro y, con ello, el boleto a la Copa Confederaciones: con el duelo ante Colombia apenas sumó su segundo partido tras 59 días de lo que va del año. Y para un futbolista profesional, no son números para presumir.

La situación es similar con Efraín Juárez, quien entre Zaragoza y Celtic tiene apenas un cotejo de los 12 que han disputado ambos (en el periodo en el que ha estado el mexicano). Pablo Barrera tiene tres partidos de ocho con Zaragoza; en los últimos encuentros, ha visto desde la tribuna el juego.

Las cifras globales

Sólo contando el 2012, en promedio, la legión mexicana disputa seis de cada 10 partidos que juega su club, apenas superando 50% de actividad. Si sumamos todos los partidos de los equipos en los que están los futbolistas nacionales, el dato es que de 66 encuentros, en 42 ha habido un legionario. (Con información de Ivan Pérez)