Uno de los mayores problemas que en la actualidad atañe a la Liga MX, es la falta de pagos por parte de los dueños. Principalmente por el caso en el que se ha visto envuelto Veracruz con su dueño Fidel Kuri Grajales, quien tiene adeudos con futbolistas y miembros del club, además de ser acusado de realizar dobles contratos y acuerdos verbales.

¿Cómo puede un futbolista tener una vida laboral sana ante un contexto que no lo promueve?

Para contestar a la pregunta, El Economista consultó a los abogados deportivos Alejandro Rojas y Ricardo De Buen.

Un problema central es el poco acercamiento de los deportistas al asesoramiento jurídico.

“En otros países que hay mayor independencia por parte del futbolista, es más común que saben que tienen derecho a asesorarse y aquí en México eso no ha permeado en los futbolistas o deportistas en general. Por beneficio y comodidad se deberían de asesorar porque el futbol es muy paternalista en México y casi siempre firman lo que les ponen en frente”, expresa el abogado deportivo Ricardo de Buen.

Otro aspecto es considerar el historial con el que cuentan los clubes, “principalmente porque un equipo que generalmente no paga a tiempo seguirá haciéndolo porque ya forma parte de su cultura corporativa y manera de administrar”, comenta Alejandro Rojas, abogado del deporte.

Sin embargo, ¿Qué pasa cuándo el futbolista tiene escasas opciones y tiene que firmar por un club con dichas características?

Los abogados coiniciden en que en estos casos se recomienda apelar a clausulas de contrato en caso de falta de pagos, en los que se pacte una indemnización que involucre mayor cantidad de dinero con afán de beneficiar al jugador al que se le debe.

Respecto a los dobles contratos, una de las mejores formas de mostrar validez ante instancias como la Comisión de Apelación es obtener copia de ambos para contener pruebas, o forzar que ambos sean presentados ante la Liga MX.

Principalmente porque los dobles contratos son prohibidos cuando se utilizan para evitar la indemnización de una relación por parte del club, o en el peor de los casos, para evitar el pago de impuestos, aunque según la consulta a ambos abogados, negaron conocer casos probados en que se pueda probar este caso.

En cuanto a la Liga MX, De Buen, considera que el que pidan que los futbolistas presenten controversia, es respetar el mecanismo que tienen estructurado, aunque se deberían de tomar otras formas de solución, como el generar un fondo al cual tener la opción de recurrir para pagar a a los futbolistas para no mantenerlos meses sin cobrar. De dicho fondo, luego se realizaría un acuerdo de pago entre club y directivos de la liga.

Por otra parte, Alejandro Rojas, considera que la crisis en el futbol mexicano es un momento en el que pueden utilizarlo para el beneficio de limpiar su imagen.

“Hasta hoy la liga se ha lavado las manos y soslayado las malas prácticas. También existen los pecados por omisión. Parecería que este es un buen momento para poner orden en la casa y ejercer la autoridad formal y moral que le corresponde en beneficio de una industria poderosa y sensible ante los ojos de las audiencias”, comentó.

La deuda de Veracruz asciende a 19 millones de pesos

Enrique Bonilla, presidente de la Liga MX, señaló la cifra de lo que Veracruz adeuda con todos sus equipos (categorías menores y femenil) y sobre los procesos a seguir para la solución de controversias.

“Tenemos registrados 19 millones de pesos como el adeudo total del torneo, entonces estamos garantizando el pago total de lo que tenemos registrado, hacer algo más allá de eso es volver a caer en una situación de incumplimiento ante nuestros patrones, auditores, hacienda, todos”, dijo el directivo en el programa Versus de TUDN.

Mientras que Álvaro Ortiz, presidente de la Asociación Mexicana de Futbolistas Profesionales, cuestionó a Bonilla por qué la Liga MX no pagaba con los 18 millones de pesos que le otorga al organismo de jugadores anualmente.

“El problema no era meter o no controversia, rebasó el tema y nos vamos a la parte humana. En esta ocasión hemos tocado fondo todos, desde la Liga, la Federación, la Asociación y los jugadores. Al final del día sí es verdad que tenemos una de las mejores ligas, pero creo que hay cosas qué mejorar. A mí el mensaje que me mandan todos los futbolistas es que no los toman en cuenta”, explicó Ortiz.

Sin embargo, Bonilla aseguró que ese dinero es un recurso de la Federación que debía ser ejercido hasta el 2020, pero que se utilizaría para saldar las deudas actuales.

“Ése no es un dinero que sea suyo, es un dinero que tenemos acordado para apoyarlos a ustedes, y eso es para el año que entra”, dijo. (Redacción)