El entrenador mexicano del Espanyol de Barcelona, Javier Aguirre, declaró que los errores condenaron a su escuadra a sumar la derrota de este domingo por 0-2 frente al sotanero Real Betis Balompié, en actividad de la fecha 22 de la Liga de España.

Los Periquitos cayeron por dos goles de Rubén Castro, pero más que eso dejaron escapar una clara opción del uruguayo Christian Stuani, que hubiera significado el 1-1, y otro partido se hubiera vivido en el Benito Villamarín.

"Los pequeños detalles marcaron la diferencia. Estaba claro que el equipo que se equivocara, perdía. Era un partido de cero a cero, pues no hubo futbol fluido por parte de ninguno de los dos equipos", mencionó el "Vasco" Aguirre.

Sobre sus pupilos, quienes hicieron su esfuerzo para conseguir al menos un punto en calidad de visitante, dijo que "no se les puede reprochar nada" ya que tuvieron "el empate con 1-0 en una ocasión de Stuani, pero se escapó".

Aunque se trató de enfrentar al último lugar de la Liga, Javier Aguirre aclaró que esta escuadra bética lució diferente con la llegada de sus últimos refuerzos, que pudieron actuar en este partido, caso específico el del brasileño Leo Baptistao.

El estratega del Espanyol le deseó suerte a su homólogo del Betis, al argentino Gabriel Calderón, en su búsqueda por sacar al equipo blanquiverde de la zona de descenso.

En tanto, los Periquitos siguen fuera de la zona de descenso, pero derrotas como las de este día podrían complicarle la existencia en esta segunda parte de la temporada, por lo que Aguirre deseará que sus pupilos reaccionen en el próximo juego ante Granada.

ERP