El Quevilly, un equipo semiprofesional de la Tercera División, eliminó al Marsella en los cuartos de final de la Copa de Francia de futbol, al imponerse en la prolongación 3-2.

Los dos equipos habían finalizado con empate 1-1 en los 90 minutos reglamentarios, pero en la prórroga el modesto equipo pudo derribar a un gigante de la Ligue 1 que no atraviesa su mejor momento.

Los goles del Marsella llegaron por medio de Loic Remy en dos ocasiones (85 y 113), y para los locales marcaron Julien Valero (6) y John Christophe Ayina colaboró con un doblete en los minutos 112 y 119.

El Marsella, a pesar de que recientemente eliminó al Inter de Milán en los octavos de final de la Liga de Campeones, lleva cinco derrotas consecutivas en la Liga francesa, donde está en novena posición.

Esta mala racha, unida a la humillación de caer ante el Quevilly en la Copa, podría complicar el futuro del entrenador Didier Deschamps, criticado en las últimas semanas.

"Todas las derrotas son horribles, pero esta lo es un poco más. Hay que felicitar al Quevilly, que ha hecho un gran partido de Copa. No quiero cargar contra mis jugadores, pero hemos dado una imagen negativa esta noche, incluso aunque hayamos luchado", lamentó Deschamps.

Más contento se mostró el técnico local, Regis Brouard, que no ocultó la euforia que vive su modesto club.

" Ha sido increíble, ha sido un auténtico partido de Copa. ¿Quién hubiera creído que ganaríamos el partido en la prolongación? Nuestra valentía se ha visto recompensada", afirmó.

El Quevilly, un equipo con tradición en la Copa francesa, estará entre los cuatro mejores, aunque pasar a la final no se aventura sencillo.

El miércoles se disputan los otros tres duelos de cuartos.

El Montpellier viaja al terreno del GFCO Ajaccio, de la tercera categoría, mientras que dos primeras, Valenciennes y Rennes, deciden entre sí uno de los semifinalistas.

El partido estelar será el último, el que medirá en el Parque de los Príncipes de la capital francesa a París Saint Germain, líder de Francia, y al Lyon.