Corea del Sur se proclamó campeón olímpico de sable por equipos masculinos, este viernes en el esgrima de los Juegos de Londres-2012, derrotando en la final a Rumanía por 45 toques a 26.

Los italianos, que derrotaron a los rusos (45-40) en la final de consolación, se colgaron un bronce, como en Pekín hace cuatro años. Se trata de la quinta medalla de Corea del Sur en esgrima en Londres-2012, la segunda de oro después de la de Kim Ji-yeon en sable femenino.