Los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, como casi todas las grandes justas deportivas, han batallado para conseguir patrocinadores. Encontrar fondos públicos en un país que vive en plena recesión económica resulta una misión prácticamente imposible; la opción parecen ser los sponsors, quienes en gran medida asumen el presupuesto de la organización de los JO (no de la construcción de instalaciones).

Sin embargo, mientras en Londres 2012, los 32 patrocinadores que se unieron a esa justa olímpica dejaron unos 1,100 millones de dólares, para Río el panorama no luce tan alentador. Aunque en el 2013, Renato Ciuchini, entonces director general de los JO de la capital brasileña, aseguraba que su nueva meta era generar entre 1,300 y 1,500 millones de dólares en ingresos por este rubro, a unos meses de que se realice la justa, apenas cuentan con 27 sponsors, de entre los cuales, 11 son del Comité Olímpico Internacional, y 10 dan apoyo en especie.

Así, ya 60% de todos sus patrocinadores son en especie y empresas como Nissan, por ejemplo, han optado por suministrar 150 vehículos que acompañan el recorrido de la antorcha; así como la cadena de centros comerciales Aliansce donará sus estacionamientos a cambio de que en los mismos se pueda exhibir su mercancía.

Aún esperan conseguir unos 10 patrocinadores más. Sin embargo, a unos meses de los juegos, el panorama económico en Brasil es desalentador: la moneda de Brasil ha caído 43% en los últimos 18 meses.

Si se toma en cuenta el tipo de cambio actual, mientras en diciembre el valor de patrocinios de los JO era de 1,000 millones de dólares, ahora se calcula en 740 millones de billetes verdes.

Comercializar los JO, un reto para Organizadores

Los JO son el segundo evento deportivo más importante del planeta, sólo por detrás del mundial de futbol. Una vitrina en la que las marcas siempre quieren figurar debido al alcance internacional que tiene la justa veraniega.

En Río 2016 ha sido complicado atraer sponsors, no obstante, según Larry Probst, presidente del Comité Olímpico de Estados Unidos (USOC, por su sigla en inglés), habría un modo de aminorar este problema.

Sin duda, a medida que el COI sigue firmando patrocinadores top, se vuelve más difícil para buscar patrocinadores en otras categorías. Los comités olímpicos nacionales deben tener expertos en mercadotecnia y comercialización, planear actividades con las federaciones que para que haya un programa cuatrienal, que impulse la economía dentro del deporte, no sólo en la justa olímpica sino en general , dijo.

Probst asegura que los comités organizadores deben trabajar de la mano de expertos en mercadotecnia, cada país debe escoger a los patrocinadores, tener proyectos especializados y planes, para llegar a un resultado completo y hacer un producto especializado que cuente con patrocinadores nacionales y extranjeros .