Los Grizzlies podrían ser trabajadores en una mina de carbón con sus hachas, bajando con sus carretillas llenas, hombres que laburan a diario alzando sacos de concreto en obra en plena construcción. Es la manera en la que jugamos , afirmó el basquetbolista Zach Randolph.

Los Grizzlies no siguen siendo la octava siembra y no se conformaron por estar en ese lugar. Ahora son una siembra peligrosa, capaces de hacer actuaciones que dejan a todos sin palabras.

Los Grizzlies superaron esa etapa en la que uno quiere felicitar a su cachorro y darle una recompense por hacer un nuevo truco. Ahora son maduros y podrían hasta quitarte una pierna.

Eso fue lo que le sucedió a los Thunder, en el primer partido de la semifinal de conferencia, quienes, solamente para dejarlo registrado, estuvieron una sola vez por delante en el partido, cuando el marcador estaba 2-0. Luego los Grizzlies fueron los que mandaron en el partido.

Es la naturaleza de nuestra sociedad , destacó Lionel Hollins, entrenador de los Grizzlies. Solamente conocen a la gente luego de hacer algo importante. Ellos no van buscando gente y diciendo que van a hacer algo a menos de que lo hayan hecho. Es grandioso ver que nuestros muchachos sean reconocidos por el duro trabajo que han realizado .

LOS KINGS SE QUEDAN EN SACRAMENTO

Los Kings de Sacramento permanecerán al menos una temporada más en esta ciudad del norte de California, dándole tiempo adicional al alcalde Kevin Johnson para que cumpla su promesa de construir una nueva arena.

Los Kings habían contemplado la posibilidad de irse a Anaheim, en el sur de California, tras varios fallidos intentos para otro recinto en Sacramento, pero decidieron darle a Johnson una nueva oportunidad.

El alcalde de Sacramento le ha informado al comité de reubicación de equipos de la NBA que debe tener lista una propuesta para una nueva arena dentro de un año , dijo el copropietario del equipo, Joe Maloof, a la AP. En caso contrario, el equipo se mudará a otra ciudad .

Los Kings tenían hasta el lunes para informarle a la NBA si iba a pedir la autorización para mudarse.

Johnson, un exastro de la NBA, se ha abocado en los últimos meses a tratar de retener a los Kings, la única franquicia de deporte profesional en la ciudad.

Logró reunir 10 millones de dólares en promesas de patrocinios del sector privado, pero una propuesta viable para una nueva arena es lo que determinará el futuro a largo plazo del club.

La principal dificultad es que la ciudad está dividida en cuanto a cómo financiar la nueva instalación.