Los precios de boletos en la reventa para asistir a los partidos de la NBA se valuaron hasta cuatro veces más que su precio regular en las dos fases regulares pasadas con el combinado de Charlotte, pero para la presente temporada se puede pagar hasta 8.3 veces más por ver a la quinteta de Cleveland, en relación con el precio normal. El motivo: LeBron James.

Hay varias aristas: los Cavaliers no reportaron un incremento en sus boletos de la temporada 2013-2014 a la campaña 2014-2015, pues mantuvieron su precio en 43 dólares promedio según datos de Team Marketing Report; sin embargo, el portal TiqIQ, especializado en vender tickets de reventa, colocó el valor promedio en 363 dólares cuando se adquieren por esta vía.

La cantidad de dinero que se requiere para comprar un ticket para ver a James y compañía en el Quicken Loans Arena es la cifra más alta en reventa en las últimas cuatro campañas regulares.

En la 2013-2014, el precio promedio en reventa para ver a los Knicks era de 320 dólares; en la 2012-2013, la cantidad más alta la tenían los Lakers, con 361 billetes verdes, y para la fase del 2011-2012 la demanda para la quinteta de New York fue valuada en 322 dólares.

A la baja Miami Heat, que mantuvo sus entradas en precio promedio regular de 78 dólares para esta temporada, pero en la reventa los precios pasaron de 276 a 207 dólares de una temporada a otra, lo que representa 69 dólares menos. En la última temporada que LeBron jugó con la quinteta, el costo de los boletos en reventa fueron los terceros más caros de la liga.

Entre los equipos que han disminuido la demanda y, en consecuencia, el precio de sus entradas en la reventa está la franquicia de Los Angeles Lakers, que por segundo año consecutivo decreció, pues en los últimos dos años se pagaban 134 dólares menos por un ticket en el Staples Center. Lo anterior coincide con que en la fase regular 2013-2014 se quedó fuera de la postemporada con una marca de 27-55 y, por ahora, ocupa el penúltimo sitio de la Conferencia Oeste.

Mientras que el último lugar de la Conferencia Este y la franquicia con mayor valor en la NBA, New York Knicks, se caracteriza por tener en los últimos tres años los precios en promedio más caros en su valor normal, esa misma situación se reflejaba en la reventa, pero para la presente campaña su precio disminuyó 37.22 dólares, en comparación con el año pasado. El combinado de New York también podría acumular su segunda temporada consecutiva sin playoffs.

La quinteta de Atlanta Hawks es la única que registra bajas en los precios de reventa en los últimos tres años, el costo ha pasado de 97 dólares (2012-2013) a 88 (2014-2015) y el equipo ha disputado alguna fase de la postemporada en los últimos siete años.

Al respecto de los precios que enlista Team Marketing Report son ocho las quintentas que mantuvieron sus precios en la presente campaña. Del 2012 a la fecha se han mantenido el monto de las entradas en los siguientes inmuebles: American Airlines Center (Dallas), Wells Fargo Center (Philadelphia) y Sleep Train Arena (Sacramento), en ninguno de ellos los precios sobrepasan el promedio de 55 dólares.