En 1996, Alejandro Burillo Azcárraga creó Grupo Pegaso con el fin de establecer un imperio deportivo. Meta que hoy está comenzando a cristalizar. Y es que el empresario se ha consolidado como uno de los organizadores de grandes eventos y buscará más, ahora que está patrocinando la construcción de un desarrollo deportivo, que iniciará en febrero próximo en Acapulco, el cual tendrá un centro de alto rendimiento.

Nosotros como Iniciativa Privada estamos hablando de clavados, de natación, de hacer un centro de alto rendimiento en Guerrero, hay muchos proyectos muy importantes. Que vean la disponibilidad que tenemos nosotros y así deberían ser todas las empresas , destacó Burillo Azcárraga.

Abierto Mexicano de Tenis, Abierto Mexicano de Gimnasia, Campeonato Mundial de Padel y el equipo de futbol Atlante, son sus principales inversiones . Tan sólo en el 2012 sus eventos generaron 382 millones de pesos. Además, entre reformas, proyectos, sus inversiones en los últimos 20 años en premios económicos, infraestructura y traer justas internacionales, Grupo Pegaso ha desembolsado más de 400 millones de pesos aproximadamente.

LAS PROPIEDADES DEPORTIVAS ?DE ALEJANDRO BURILLO

Pero la presencia de Burillo no es fortuita. En la década de los noventa, el empresario se metió al negocio del futbol con el equipo Atlante, primero en 1994, le compró algunas acciones a José Antonio García, y ya en 1996 se hizo de 90% del club, el cual le pertenece hasta hoy. Con Burillo, Potros cambió de residencia; primero, del Estadio Azteca al estadio Azul, para luego mudarse a Querétaro, Ciudad Nezahualcóyotl y finalmente a Cancún, curiosamente otra ciudad altamente turística.

Para 1997, el empresario comenzó a ampliar sus horizontes al adquirir en su totalidad los derechos del Abierto Mexicano de Tenis, el cual trasladó a Acapulco en el 2001 y se encargó de darle un nivel mayor al traer a figuras como Rafael Nadal, David Ferrer, Carlos Moya, Venus Williams, entre otros grandes tenistas. Ahora se planea para 2014 un estadio nuevo con valor en 10 millones de dólares.

Del mismo modo, en el 2009, crea ABASOCCER, una escuela de futbol de alto rendimiento con maestros y personal que laboró en la escuela de Real Madrid. Ese mismo año, Burillo se asoció con Lorena Ochoa para diseñar un campo de golf, también en Acapulco, justo a un lado de donde próximamente se construirá el nuevo estadio de tenis y el complejo deportivo.

En el 2010, se adjudicó también la sede del campeonato Mundial de Pádel, en Acapulco, evento bianual que espera quedarse en México de manera definitiva.

Ya en el 2011, con la ayuda de la exgimnasta Estela de la Torre, creó el Abierto Mexicano de Gimnasia en el que Burillo desembolsó 12 millones de pesos para organizarlo. Aunado a todo eso, el empresario cuenta también con una empresa de canchas de futbol rápido que opera principalmente en el norte del país.

NEGOCIO REDONDO

Y es justo el negocio que ha significado el deporte, pues simplemente el Abierto Mexicano de Tenis deja una derrama económica de 450 millones de pesos, lo que ha impulsado a Burillo a involucrarse más, ahora en el deporte amateur.

Para él, la solución para tener un mayor nivel deportivo se basa principalmente en el dinero. Yo veo el asunto como empresario, nosotros manejamos el dinero, ahora serán las federaciones las que nos tienen que decir a quién hay que ayudar. Nosotros no hacemos a los talentos, sino el dinero. Así que, trabajen las federaciones para aportarles el apoyo necesario , concluyó.

[email protected]