No siempre el que levanta la Copa en los mundiales Sub-17, torneo que arranca este fin de semana en México, es el que al final más gana. España es un claro ejemplo de ello. Y es que, si bien La Furia Roja jamás ha ganado un torneo de la categoría, sí ha aprovechado dichas competencias para foguear a sus jugadores que años más tarde terminaron por darle la mayor de las glorias a su país: el campeonato del mundo en Sudáfrica 2010.

Ningún campeón del mundo desde Francia 1998 ha capitalizado el proceso Sub-17 como el equipo de Vicente del Bosque, que se coronó en África con ocho jugadores que han pasado por este proceso de formación.

Pese al éxito reciente de los españoles en las categorías infantiles, se han quedado en fase de grupos en las ediciones de Nueva Zelanda 1999 y Trinidad 2001, mientras que en Egipto 1997 fueron semifinalistas y en Finlandia 2003 perdieron la final. Para muchos, no superar la primera fase podría ser un fracaso, pero ahora, al ver que muchos de los campeones del mundo pasaron por esos planteles, sin duda no puede mirarse así, sino como un gran proceso de La Furia Roja.

La lista de ocho jugadores de la actual Selección Española que pasaron por los mundiales Sub-17 son: Iker Casillas, arquero y capitán del ahora equipo de Vicente del Bosque, apareció en la edición de Egipto 1997, junto con Xavi Hernández, hombre encargado de generar mucho del futbol de su Selección.

Pepe Reina, arquero suplente, asistió a Nueva Zelanda 1999, mientras que Andrés Iniesta y Fernando Niño Torres lo hicieron en Trinidad y Tobago 2001. Para Finlandia 2003 participaron Fernando Llorente, David Silva y Cesc Fábregas, quienes se quedaron a un paso del título.

Italia, otro ejemplo de saber llevar procesos

Italia, que se coronó en Alemania 2006, también contó con tres de sus jugadores en mundiales Sub-17. Alessandro Del Piero estuvo en Italia 1991, mientras que Gianluigi Buffon y Francesco Totti acudieron a Japón 1993.

Por la escuadra de Brasil que se coronó en Corea y Japón 2002, Ronaldinho había estado antes en el Mundial de Egipto 1997, mientras que Ronaldo, en el de Italia 1991.

Francia no tuvo a ninguno de sus campeones en esas categorías

Si bien esa generación que encabeza Zinedine Zidane es respetada y jamás será olvidada por el título de Francia 98, llama la atención que de todo ese plantel ningún jugador fue seleccionado para participar en las copas del mundo Sub-17.

Tras revisar los antecedentes de futbolistas que llegaron a coronarse en la máxima categoría, no debe caber la menor duda de que no siempre el trofeo es lo más importante en esas divisiones, teniendo como el mejor ejemplo a España, último monarca en Sudáfrica 2010.